InicioActualidadMinistro dice que los cubanos no pueden comer langosta ni camarones pues...

Ministro dice que los cubanos no pueden comer langosta ni camarones pues faltaría la leche de los niños

El Ministro de la Industria Alimentaria, Manuel Sobrino Martínez, expresó durante su intervención en el programa oficialista Mesa Redonda, que si los cubanos se daban el gusto de comer camarones y langostas se afectaría entre otras cosas el suministro de la leche de los niños en la Isla.

Al ser cuestionado sobre las preocupaciones de la población sobre por qué en el país no se consumen productos como langosta o camarones, el ministro dijo que era necesario dejarlos a la importación, el Ministro aseguró que era más rentable dejarlos para la exportación y con ese dinero garantizar la canasta básica que se vende mensualmente a precios subsidiados a la población.

«Vamos a estar pasando más trabajo con un grupo de productos que hay que garantizar con este dinero», dijo, al reiterar que e necesaria la exportación para sostener la canasta básica.

El Ministro de la Industria Alimentaria, Manuel Sobrino Martínez, dijo que «si nos damos el gusto de comer langosta y camarones faltará la leche de los niños».

Al respecto, detalló que tan solo en seis de los productos de la canasta básica (leche en polvo, pollo, trigo, harina, aceite y soya) el país destina a diario unos 1.6 millones de dólares.

Sin embargo, el colmó fue afirmar que el pan que se produce en el país tiene una buena calidad. El dirigente afirmó que los cubanos consumen una cantidad adecuada de este producto, obviando las enormes colas que día a día debe hacer la población para comprar un pan de apenas unos gramos, el cual muchas veces ni siquiera se garantiza con la periodicidad requerida.

“¿En serio? Ven, llégate a mi panadería y compra el pan para que luego me digas que su calidad es adecuada”; “Que las langostas y los camarones haya que exportarlos por un bien mayor más menos lo puedo entender, ya van tantos años que no los como que ni los extraño. No obstante, que el pan que se le vende normado a la población tiene buena calidad es una reverenda locura. Para comerse un pan semidecente hay que pagar a 1 CUC la bolsa que venden algunos panaderos que pasan por los barrios con sus carretillas.”, comentaron algunos.

“Cuba tiene una per cápita de consumo de pan de 46 kilogramos al año por habitante, está por encima de muchos países de América Latina y del Caribe, es un tema favorable. Y una per cápita, alerto, que es con mucha calidad.”, expresó el funcionario haciendo referencia desatinadamente al pan que se vende en Cuba.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas