Lo que faltaba por oír!! Prensa cubana propone a la población recetas con tripas y mondongos

Como una especie de burla y sin el mayor respeto, la prensa cubana publicó hoy una colección de recetas a base de “tripas y mondogos”, a solo días que el ministro de la Industria Alimentaria revelara con orgullo que el país estaba produciendo estos ¿manjares? como parte de las propuestas para resolver la escasez de alimentos, junto a las ya famosas gallinas decrépitas.

Aunque el desdichado ministro no especificó el uso que se le darían a los cientos de kilómetros de tripas que están produciéndose en el país, la autora de este artículo, Silvia Mayra Gómez Fariñas, asegura que en su casa (cuando eran niña) se utilizaban para hacer “morcillas, longanizas y otros platos como gandinga y tripas rebozadas”.

“Buscando en gran parte de la literatura que tengo de diferentes países encontramos que las tripas o mondongo, como le dicen muchos, son muy utilizadas y degustadas por la población”, defiende la periodista su publicación.

Sin embargo, lo que menciona como productos elaborados con tripa son el “chorizo asturiano y chorizo de Castilla”, que se hacen con tripas de cerdo o de vaca; “longaniza”, elaborada a partir de la tripa de cerdo; “lomo de cerdo embuchado”, con el intestino grueso del puerco; las “morcillas”, con sangre y tripas de cerdo; la “mordatela”, con tripa gruesa de cerdo; “salchichas rojas y blancas”, con tripa fina de cerdo; y la “sobrasada”, con tripa gruesa de cerdo.

Todos esos alimentos son exquisitos, el problema ahora sería preguntarse en dónde conseguirlos en Cuba y a qué precio, pues una lata de chorizo asturiano en manteca, no de la mejor calidad posible, tiene un costo en las tiendas en Moneda Libremente Convertibles de 8 dólares.

A pesar de esto, Gómez Fariñas insiste en un sinnúmero de recetas de los más alejados destinos alrededor del mundo, desde la exótica cocina peruana hasta de la lejana Canaria, donde para los chorizos caseros se utilizan las tripas de cochino infladas, las cuales se limpian y se ponen a secar.

“¿De qué nos extrañamos cuando se habla de tripa para preparar comida a la población, si siempre se usó la tripa de los puercos y las vacas para hacer embutidos, hasta que alguien ideó la tripa artificial?”, termina preguntándose la autora de este polémico artículo.

Las reacciones en las redes sociales no se han hecho esperar y ya son varios los que la han emprendido en contra de la publicación.

“No se respetan a sí mismo”, escribió en Twitter Camilo Condis.

“La escasez ya es cultura”, se puede leer en un mensaje publicado en la cuenta de Cacique Urbano.

También en la propia prensa, los internautas han reaccionado a este artículo.

“Buenos días, no dejo de reconocer que con la tripa se hacen productos exquisitos y de calidad pero OJO eso no sustituye la carne, los embutidos son para un momento no para comerlo como el plato fuerte al que estamos acostumbrado los cubanos, la carne sigue siendo lo principal en la mesa y en estos momentos está por las nubes cuando aparece, además no me quedo claro el destino de la carne de la cual se obtiene esa tripa”, comentó un lector en el diario Cubadebate.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más