InicioActualidadExveterano de la Guerra de Angola cuenta las penurias de su día...

Exveterano de la Guerra de Angola cuenta las penurias de su día a día para sobrevivir en Cuba

Félix Baloy López Bulé, veterano cubano de la Guerra de Angola, ha denunciado las condiciones infrahumanas en las que se ve forzado a vivir junto a su esposa y cuatro hijos en la oriental provincia de Guantánamo.

En un material que ha estado circulando en las redes sociales en las últimas horas, se pueden apreciar las condiciones de la vivienda del ex combatiente: un humilde bajareque levantado con tablas de palma, unas cuantas tejas de fibrocemento y materiales que llegaron a sus manos gracias a algunos amigos.

Según cuenta Félix, su vivienda quedó destruida cuando pasó el huracán Mathews en 2016. En ese momento se vio sin nada y, aunque desde la fecha ha estado pidiendo ayuda al gobierno para volver a tener un techo bajo el que vivir, no ha recibido ninguna respuesta.

Cuando el paso del huracán, su mujer estaba embarazada de seis meses. Fueron los vecinos y amigos quienes les auxiliaron para que pudiesen construir, al menos, un cuartico de cartón.

Fue su mujer la que se movió para pedir ayuda en todas las instancias. El resultado de sus gestiones se materializó en 19 bolsas de cemento y 20 tejas de fibra. Además, le dieron una olla multipropósito que sólo les duro 15 días.

Como veterano de Angola, Félix no recibe ningún tipo de ayuda. La pobre “vivienda” que ha logrado levantar con matas de coco está llena de agujeros por todas partes y cuando llueve cae más agua adentro que afuera. No obstante, nunca le han ofrecido ninguna mejor, ni tampoco le han facilitado materiales para que él mismo la construya, ya que le dicen que “no hay terreno”.

Félix se busca el sustento como puede. Lo mismo pesca jaibas, cangrejos, que cría algunos conejitos. Sus modestos ingresos no le permiten nada más allá que una magra comida al día, tomando en consideración que su familia está compuesta por seis miembros, entre los que se encuentra un hijo con necesidades especiales.

Con tres operaciones de hernias a cuestas, y una numerosa familia que mantener, Félix se encuentra al borde de la desesperación al ver que su Gobierno no le tiende la mano cuando más lo necesita.

La última vez que quiso hacer valer su condición de veterano, las autoridades le comunicaron que la ayuda era para los combatientes de la Revolución, no así para para los internacionalistas.

El caso de Félix es tan solo una gota de agua en un mar de reclamos similares. Con frecuencia, salen a la luz las denuncias de veteranos de guerra que apenas “sobreviven” en la Isla, ya sea por no tener una vivienda digna en la que vivir o por recibir una ridícula pensión por parte del Estado.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas