Llega la competencia a la claria en Cuba!!! Comienzan a experimentar con una nueva especie invasora en la Isla

El Gobierno cubano parece que no tuvo bastante con los desastres provocados en el ecosistema del país cuando se introdujo hace unas décadas la claria pues ahora han decidido comenzar a experimentar con la cría del paiche, considerado el segundo pez de agua dulce más grande del mundo, y piensan que con esto resolverán la escasez de alimentos en el país.

En la provincia de Sancti Spíritus se ha comenzado a criarlos en la estación de alevinaje de La Sierpe, donde los especialistas están haciendo estudios para ver que dieta funciona con ellos y lograr así su crecimiento lo más rápido posible.

Hasta el momento, los ejemplares más grandes han alcanzado los 2 kilogramos, pero estamos hablando de un pez que es capaz de alcanzar enormes proporciones y pesos superiores a los 250 kilogramos.

Esta especie es originaria de la cuenca del Amazonas, en América del Sur, y no es primera vez que se habla de ella en Cuba pues a Fidel Castro en 1980 se le ocurrió importar los primeros ejemplares desde Perú. Sin embargo, luego se le perdió el rastro y no se supo en que quedó la cosa con aquellos alevines que se habían soltado en la presa espirituana de Higuanojo.

Los ejemplares más grandes logrados en estaciones de cría en Cuba no ha sobrepasado los 2 kilogramos de peso

No fue hasta el 2007 que la prensa estatal reportó que ejemplares de gran tamaño de un pez desconocido hasta ahora por los pescadores de la Isla había sido vistos en las inmediaciones de la presa Zaza, el mayor embalse de agua dulce de Cuba. Los testigos y vecinos de la zona decían que se trataba de un pez gigante, que muchos comenzaron a llamar “el tiburón de agua dulce”.

Aunque inicialmente nadie supo cómo llegaron allí esos paiches, una investigación demostró que de alguna forma los ejemplares depositados en la presa Higuanojo lograron escapar, a pesar de que los especialistas aseguraron que no tenían comunicación con otro embalse, y remontaron a través de los afluentes del río Tuinucú hasta llegar a la presa Zaza.

Esta historia encuentra parecido con la de otra especie acuática invasora como la claria, introducida en Cuba en la década de 1990 desde Malasia y Tailandia, y que se ha convertido en un problema para especies tradicionales de los embalses cubanos por su enorme capacidad depredadora.

Incluso, el paiche, como la claria, puede aguantar hasta 40 minutos fuera del agua si se encuentra en peligro o está en plena persecución. Su dieta consiste en otros peces y hasta de pequeños animales terrestres, incluyendo aves, que captura cuando caen al agua, o incluso dando saltos fuera de la misma.

 


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más