Trump retomará su campaña presidencial y promete segundo debate junto a Biden la proxima semana en Miami

Donald Trump está listo para retomar su campaña presidencial en los próximos días y ansioso por proyectar fuerza, cuando aún es un portador contagioso de la COVID-19, tuiteó que el próximo marte planeaba asistir al segundo debate con su contrincante del partido demócrata, Joe Biden; el cual esta pactado a celebrarse en Miami.

Biden, por su parte, parece estar algo más asustado con la posibilidad de un contagio que lo deje fuera del juego por el máximo puesto en la Casa Blanca, y dijo que “no deberían tener un debate” mientras el presidente siga siendo positivo para COVID.

Biden comentó a los reporteros en Pensilvania que estaba “esperando poder debatir”, pero que se tendrían que seguir “pautas muy estrictas” para evitar cualquier posible exposición al virus.

Algunos creen que es el momento de que Trum reinicie su campaña, lo que permitiría al presidente aprovechar sus propias experiencias para finalmente mostrar empatía por los afectados por una pandemia que ha matado a más de 210.000 estadounidenses, ha dejado a millones de desempleados y ha hecho caer sus cifras de las encuestas.

Pero otros piensan que un cambio de rumbo abrupto después de siete meses de proyectar fuerza sobre el virus no funcionaría y, en cambio, abogaron por intensificar el mensaje como un medio para animar aún más a los partidarios del presidente a participar.

El virus ha arrojado una larga sombra sobre la Casa Blanca, donde se reportaron más casos positivos entre el personal el martes y las habitaciones de la residencia se estaban convirtiendo en espacios de trabajo para el presidente. Los asistentes han notado que mientras Trump recibía deseos de recuperación, incluso de los demócratas, había poca simpatía en medio de la sensación de que se había contagiado con el virus.

Muchos ya acusan al actual presidente de utilizar su contagio como un show televisivo. Primero saliendo a hacer un viaje rápido fuera del hospital el domingo por la tarde para saludar a los fanáticos desde su SUV blindado, poniendo en peligro innecesariamente la salud de los agentes del Servicio Secreto que lo custodiaban. Del mismo modo, Trump estuvo íntimamente involucrado en la planificación de su regreso nocturno a la Casa Blanca, convirtiéndolo en un momento hecho para la televisión que dominó los noticieros nocturnos.

Trump está ansioso por volver a la campaña electoral y les dijo a sus ayudantes que quería una serie de mega mítines en áreas favorables a los republicanos en los estados de batalla para marcar su recuperación.

El presidente sigue siendo contagioso y el médico de la Casa Blanca, el comandante de la Marina Sean Conley, dijo que aplicaban test regularmente a Trump para determinar si aún representaba un riesgo para los demás. E incluso una vez que ya no esté eliminando activamente el virus, Trump aún podría dar positivo durante algún tiempo, poniendo en duda su participación en el debate de la próxima semana a pesar de sus planes declarados de asistir.

 


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más