Gobierno de EEUU asegura que las remesas a Cuba continuarán, pero “no pasarán por las manos del ejército cubano”

El Gobierno de los Estados Unidos aclaró que las remesas a Cuba continuarán a pesar de las sanciones anunciadas durante esta semana, que entran en vigor el próximo 27 de noviembre, y que impedirán el envío de dinero a Cuba a través de compañías en la Isla, como FINCIMEX, que son controladas por las Fuerzas Armadas cubanas.

Según comentó en un comunicado el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompe, la medida responde a que “los militares cubanos están manipulando las remesas para obtener ganancias y oprimir al pueblo cubano”.

“Las remesas de Estados Unidos a Cuba aún pueden fluir, pero no pasarán por las manos del ejército cubano, que usa esos fondos para oprimir al pueblo cubano y financiar la interferencia de Cuba en Venezuela”, afirmó Pompeo en un comunicado titulado “Sacar a los militares cubanos del proceso de remesas”, dejando claro que apoya la decisión de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de prohibir el envío de remesas a través de empresas controladas por militares.

“la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro tomó medidas para sacar al ejército cubano del proceso de envío de remesas a Cuba. Una vez que estos cambios a las Regulaciones de Control de Activos Cubanos (CACR) entren en vigencia, las personas sujetas a la jurisdicción de EE.UU. ya no estarán autorizadas a procesar remesas hacia o desde Cuba que involucren a cualquier entidad o subentidad en la Lista Restringida del Departamento de Estado”, señaló.

Según comentó Pompeo, el Gobierno cubano ha creado “mecanismos financieros” operados por el Ejército que se encargan de “confiscar divisas fuertes”, como FINCIMEX y AIS, tomando un porcentaje de las remesas que los cubanos reciben desde el exterior de familiares y amigos.

“Cuba es el único país del hemisferio donde los militares reciben una parte de las remesas. Además, el régimen cubano obliga a los cubanos comunes y corrientes a usar las remesas que les quedan para comprar bienes a precios elevados en tiendas controladas por el gobierno”, enfatizó el secretario de Estado.

“Los militares del general Raúl Castro no se beneficiarán de los generosos y bien intencionados fondos que las familias envían al pueblo cubano”, añadió.

Pompeo insistió en que el Gobierno de EEUU “continuará defendiendo al pueblo cubano para que logren un gobierno democrático y que respete sus derechos humanos”.

“Mientras el aparato militar del general Castro niegue la libertad de religión, expresión, asociación y mucho más al pueblo cubano, negaremos al régimen sus recursos malversados. El pueblo cubano merece el máximo beneficio de sus familias”, concluyó la declaración firmada por el alto funcionario estadounidense.

Esta regulación de la OFAC, que aparecerá publicada oficialmente el próximo 27 de octubre y entrará en vigor un mes después de esa fecha, afectará fundamentalmente las transferencias por Western Union, el mayor emisor de remesas desde Estados Unidos hacia Cuba, que hace sus movimientos en la isla a través de FINCIMEX, con la que tiene un contrato firmado desde 1999.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más