Crecen las largas colas en las oficinas de Western Union en Cuba luego de anuncio de sanciones por parte de EEUU

La incertidumbre entre los cubanos que reciben remesas en la Isla, luego de las nuevas sanciones anunciadas por la administración estadunidense, han provocado que las últimas horas se haya convertido en una verdadera odisea el recibir el dinero enviado mediante Western Unión por las multitudinarias colas que se han estado formando en las afueras de sus oficinas en la nación caribeña.

Las opiniones al respecto son muy diversas, ya que mientras algunos consideran que el envío de remesas por esta vía no dejará de funcionar, algunos aseguran que tiene los días contados.

“Yo le tengo mucha fe a esta empresa, mi familia siempre ha enviado dinero por Western Unión sin problemas. No sé ustedes, pero como aquí nadie tiene la última palabra. Avisé rápido a mi gente para que lo que me fueran a mandar para fin de año no lo calentaran y lo enviaran de una vez, no vaya a ser que me quede en esa. Estoy seguro que al igual que mi familia, muchos han enviado el dinero antes que vaya a ‘pasar algo. Western Union lleva años con las remesas a Cuba, pero si los aprietan no se van a poner a inventar y jugarse que los sancionen. Si se les cierra el cuadro dejarán de enviar dinero a Cuba, eso juéguenselo al canelo”, comentó Julio Díaz a nuestra redacción, mientras esperaba esta mañana por su turno en la oficina de Western Union que se encuentran al interior del mercado de Puentes Grandes, en La Habana.

Quienes viven en Cuba mantienen vivas las esperanzas que sus familiares en Estados Unidos los sigan apoyando de una forma u otra y que, en caso que se “tranque el dominó” con Wester Union, entonces que recurran a otras alternativas que han surgido de manera informal o alguna agencia privada de envío de remesas.

Las recientes medidas sobre la prohibición del envío de remesas a Cuba a través de compañías controladas por militares han disparado la cantidad de anuncios en los sitios de clasificados que se consumen en la Isla y grupos de Telegram y WhatsApp, donde han comenzado a aparecer anuncios en los que se entregan 27 CUP por cada dólar depositado en Estados Unidos.

Para el cobro de remesas, Western Union ofrece en otros países una tarjeta prepagada Mastercard. No obstante, en el caso particular de Cuba, estas tarjetas no han podido utilizarse debido a las restricciones a las que lleva sometida la Isla durante décadas por el embargo estadounidense.

Otros ya han comenzando a buscar “alternativas”, y con la vuelta de los vuelos comerciales a Cuba también esperan que regresen los envíos de remesas entregados en la mano de los destinarios, a través de agencias que operan en Miami bajo estas condiciones.

Redes informales y agencias privadas parecen convertirse en las grandes beneficiadas con la medida restrictiva de la Oficina de Control de Activos Cubanos (OFAC) del Departamento del Tesoro de EEUU, que entrará en vigor desde el proximo 27 de noviembre.

“Por cada dólar pagado en Estados Unidos le entregamos 27 CUP a su familiar en la mano”, aseguraba un comerciante este fin de semana pasado en el sitio de anuncios Revolico.com, que además ofrecía a los remitentes la posibilidad de pagar “a través de Zelle, CashApp o PayPal”.

“Ahora que Western Union está en problemas, nosotros seguimos brindando un servicio “sencillo, confiable y rápido. Desde la comodidad y seguridad de su casa. Inmediatez en la entrega”, rezaba otro clasificado que intentaba pescar en las aguas revueltas de las dudas que ha generado la nueva normativa estadounidense.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más