Madre cubana denuncia la triste experiencia vivida en un centro de aislamiento de Sancti Spíritus junto a su hijo

Una madre cubana, identificada como Lianny Enríquez, sacó a la luz la triste experiencia vivida en el centro de aislamiento para sospechosos de coronavirus habilitado en la Escuela de Enfermería de Sancti Spíritus. Este centro, además de no contar con las condiciones de vida adecuadas, sus pacientes se encuentran amenazados con recibir multas de tres mil pesos si protestan para que mejoren su estancia.

“Estamos viviendo una pesadilla por la falta de atención y las pésimas condiciones. Ni los propios médicos quieren subir a los albergues en que nos tienen”, comentó esta madre en una publicación en Facebook.

Hablando por el resto de los pacientes (unos 120 entre niños, mujeres y ancianos), Rodríguez hizo énfasis en que las condiciones higiénico-sanitarias del sitio son pésimas.

“El personal del servicio no se molesta en subir a limpiar. Una sola vez rociaron hipoclorito en el suelo y la segunda vez que limpiaron lo que hicieron fue echar un poco de agua y sacarla con haraganes”, explicó la paciente.

Otro de los aspectos mencionados por esta madre fue la mala calidad de los alimentos, los cuales consideró que eran un  “asco”, aunque no brindó más detalles al respecto.

https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=928946437633366&id=100015540542337

Enríquez criticó que los directivos al frente de la citada instalación han faltado a su palabra, ya que en un primer momento les aseguraron a los pacientes que sus familiares podrían llevarles bolsas de comida, siempre que se cumplieran con los protocolos sanitarios establecidos. No obstante, esto nunca se ha permitido.

“Nuestros familiares están muy preocupados por nosotros y han hecho su mayor esfuerzo para conseguir algunos alimentos para hacérnoslos llegar, pero los trabajadores del centro se niegan a subirnos las bolsas. Cuando fuimos a la dirección a plantear el problema nos llamaron a la policía y se nos amenazó con imponernos multas de hasta 3000 pesos”, añadió Enríquez.

“Si no tenemos las condiciones adecuadas para cumplir un aislamiento de este tipo por virus, por qué no valoran la posibilidad de mantener a las personas aisladas en sus viviendas, realizar allí el PCR y de dar este positivo, entonces ingresar por medicación al positivo”, sugirió.

Respecto a la multa que sirvió para amenazar a los pacientes aislados, Enríquez dijo que era “absurdo” que los quisieran acusar de “propagación de pandemia” pero no tienen en cuenta que en esas condiciones son ellos “quienes están propagando” cualquier enfermedad.

https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=927478411113502&id=100015540542337

“Hemos tratado y estamos tratando de comunicar con las autoridades pertinentes q deban responder por nosotros así como nuestros familiares desde afuera”, aseguró.

Lianny Enríquez fue puesta en aislamiento junto a su hijo desde el pasado sábado, luego que en su barrio fuesen detectados varios casos sospechosos. Desde ese momento, ha estado alertando de las condiciones de este centro y del trato que penosamente han recibido allí.

 


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más