Cuba asegura que “no sería posible en 30 días organizar soluciones alternativas” para no tener que cerrar las oficinas de Western Union en el país

La Financiera CIMEX S.A (FINCIMEX) emitió esta tarde un comunicado en el que aseguró que no será posible buscar alternativas en solo 30 días para poder mantener en funcionamiento las oficinas de Western Union en el país, ya que el proximo 27 de noviembre entra en vigor la nueva disposición de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, la cual impide que empresas manejadas por militares cubanos sean utilizadas para canalizar las remesas desde EEUU a Cuba.

De acuerdo a la nota publicada en las redes sociales de la compañía, no es cierto que las remesas pueden continuar si Cuba “aceptara la imposición del gobierno norteamericano de establecer una red de pagos diferente a la actual”.

“¡Una vez más, mienten!”, enfatizó FINCIMEX, asegurando que por más de 20 años han invertido fuertes sumas de dinero en crear una red de locales, con equipamiento, capacitación del personal e infraestructura de comunicaciones “para lograr una red de pagos capaz de sostener el alto nivel de operaciones de las compañías remesadoras internacionales”.

Según explicó la financiera, manejada por el consorcio militar de GAESA, en dos décadas fueron capaces de crear 407 sucursales de pago en la Isla, con presencia de al menos una oficina en cada municipio del país, todas las cuales “utilizan accesos a Internet para su conectividad con la plataforma de la compañía norteamericana y funcionan basadas en niveles de integración tecnológica y de procesos logísticos fuertes a nivel nacional”.

Por estas razones, FINCIMEX reconoce que les resultará imposible lograr replicar toda esta infraestructura en solo 30 días, término fijado para la entrada en vigor de estas nuevas regulación de la OFAC,

“Es ampliamente conocido que el 70% de la red de puntos de pago está conformada por empresas incluidas en la lista de entidades restringidas, por lo que incluso sin la gestión de Fincimex como representante de Western Union en Cuba, se verían obligados a cerrar”, asegura el comunicado.

La nota, claramente dictada por el Gobierno cubano, culpa a los que diseñaron está medida de tener la intención de “interrumpir las remesas a Cuba, pues conocer muy bien que no sería posible en 30 días organizar soluciones alternativas”.

De momento, no existen vías alternativas para sostener el envío de remesas desde Estados Unidos a la Isla que no sea de forma informal, a través de las llamadas “mulas”. Sin embargo, estas no están ofreciendo el servicio en estos momentos por la falta de vuelos comerciales al país.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más