InicioActualidadCubanos varados en la frontera de México piden a Biden que respete...

Cubanos varados en la frontera de México piden a Biden que respete la promesa de campaña de resolver sus casos de asilo

Caminando cerca de una parada de autobús en el centro de Juárez, en México, Yadier Cova no quiere hacerse ilusiones sobre una solicitud de asilo pendiente en los Estados Unidos.

«Voy a creer las cosas cuando sucedan, si suceden. Todos están esperando las elecciones para ver si Biden nos ayudará», dice este migrante cubano, que lleva más de un año varado a solo metros de la frontera sur del sueño americano.

Al igual que Cova, muchos solicitantes de asilo que fueron colocados por las autoridades estadounidenses en el programa de Protocolos de Protección al Migrante (MPP) y enviados a esperar en México comparten un «optimismo cauteloso» luego de la presunta elección de Joe Biden a la presidencia de los Estados Unidos, a quien ven como un defensor de los inmigrantes.

“Para muchos de ellos, es un soplo de aire fresco. Hay alguna esperanza de que finalmente sean escuchados y con suerte podrán esperar en los Estados Unidos y no en Juárez, donde tal vez no tengan los servicios de apoyo que necesitan», dijo Dylan Corbett, director ejecutivo de El Paso’s Hope Border Institute.

Las autoridades federales enviaron a México a unos 65.000 migrantes, casi un 15 por ciento de ellos cubanos, como parte del programa MPP el año pasado después de que se presentaran en los puertos de entrada de Estados Unidos para solicitar el asilo político. Algunos de ellos habían estado esperando en centros de detención abarrotados donde defensores y algunos legisladores demócratas dijeron que las condiciones de hacinamiento y negligencia eran flagrantes.

Más de 20,000 solicitantes de asilo fueron liberados en Juárez, pero muchos optaron por regresar a sus hogares, frustrados por la espera y temerosos de ser víctimas de un crimen, en una ciudad donde la violencia por drogas continúa a pesar de la pandemia de COVID-19. Un número desconocido, en su mayoría cubanos, se ha convertido en un elemento fijo en las tiendas, mercados y almacenes de Juárez donde trabajan.

«Creo que (Biden) demostró que va a poder ayudar a estos migrantes, el MPP y los cubanos que están tratando de llegar (a Estados Unidos)», dijo Emilio Alejandro Plana, un cubano que se ha convertido en empresario en el Centro del Mercado Juárez. “No sé si será más fácil para los otros países, pero creo que mucha gente tendrá una manera más fácil de pasar. Eso es seguro», aseguró.

Cubanos como Cova dijeron que han luchado para llegar a fin de mes, haciendo trabajos ocasionales o encontrando solo un empleo temporal en Juárez. Otros, como Plana, ahora tienen sus propios negocios.

El MPP es solo un aspecto del rompecabezas de la inmigración que los defensores esperan que Biden aborde después de que asuma el cargo el próximo año.

“Lo primero que necesitamos es hacerle responsable de las promesas que hizo. Hizo la promesa de revertir programas como ‘Permanecer en México’ (MPP), poner fin a la construcción del muro fronterizo, proteger a los ‘Dreamers’ e implementar una moratoria inmediata sobre las deportaciones», dijo Corbett.

Otra promesa de la campaña de Biden fue presentar al Congreso un paquete integral de reforma migratoria que incluye la legalización de aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados que ya se encuentran en los Estados Unidos, muchos de ellos padres de hijos ciudadanos estadounidenses.

En un futuro cercano, la pandemia en sí misma podría impulsar una mayor migración de América Latina a Estados Unidos, ya que esos países carecen de una sólida red de seguridad de servicios sociales y es posible que los empleos perdidos allí no regresen.

Plana coincide en que el flujo y reflujo de la migración a Estados Unidos se incrementará una vez que Biden asuma la Casa Blanca.

“Los cubanos creen que van a llegar a Estados Unidos, sienten que será más fácil. Sienten que podrán cruzar… sienten que van a poder cruzar», enfatizó.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas