Airbnb podría enfrentar sanciones millonarias del Gobierno de EEUU por sus operaciones en Cuba

La compañía Airbnb, la popular empresa de alquiler en línea de habitaciones privadas, podría estar a punto de perder millones de dólares por sus operaciones en Cuba pues la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) reveló que tiene abierta una investigación en su contra por supuestas violaciones de las leyes del embargo de Estados Unidos.

“Desde julio de 2019, llevamos a cabo una revisión interna y hemos mantenido conversaciones relacionadas con la OFAC con respecto a ciertas actividades de los usuarios cubanos en nuestra plataforma que pueden haber sido inconsistentes con nuestras políticas y los requisitos de las leyes del embargo que mantiene Estados Unidos sobre Cuba”, explicaron los directivos de Airbnb esta semana.

El alcance de esa revisión interna cubría la actividad de los usuarios en ciertos países y territorios que fueron o son el objetivo de las leyes de sanciones de EEUU, aunque la investigación se centra en el posible incumplimiento del programa de sanciones de la OFAC en el negocio de Airbnb en Cuba.

“La revisión de la OFAC de nuestra divulgación voluntaria sobre operaciones Cuba está en curso y seguimos en estrecho contacto con la OFAC”, precisa el comunicado emitido por Airbnb.

“Dependiendo de la evaluación de la OFAC de la revisión de Cuba, podríamos estar sujetos a sanciones y litigios civiles monetarios potencialmente importantes, y nuestra marca y reputación podrían verse materialmente afectadas de manera adversa”, reconoció la compañía en una presentación a la Comisión de Bolsa y Valores el lunes como parte de su preparación para una oferta pública inicial programada para el próximo mes.

Airbnb dijo en la presentación que alrededor de 1.000 nuevos anfitriones en Cuba ofrecieron alojamiento en casas de familia privadas en 2015 a medida que florecían los viajes de Estados Unidos al país. Sin embargo, en estas operaciones con los anfitriones en la Isla podría haber existido un incumplimiento sobre las transacciones con “ciudadanos especialmente designados” por tener vínculos directos con el Gobierno cubano.

A medida que los viajeros estadounidenses acudían en masa a Cuba bajo la política de Obama de normalizar las relaciones, la compañía expandió rápidamente sus operaciones. Cuadruplicó los listados de casas en renta en la mayor de las Antillas de 4.000 en su primer año de operaciones y se expandió a 22.000 propiedades en 2017.

Para mediados de 2019, Airbnb representaba unas 36.000 propiedades en renta en sus listados y había generado aproximadamente $ 47 millones de dólar en ingresos brutos durante los primeros cuatro años de operaciones, lo que proporcionó un gran estímulo para la expansión del sector privado de Cuba.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más