Gran parte de los votantes cubanoamericanos de Florida piensan que Joe Biden le robó las elecciones a Donald Trump

En Florida, a a la gran mayoría de los votantes cubanoamericanos les preocupa que esta elección le haya sido robada a Donald Trump. Aseguran que no es primera vez que lo viven en carne propia, pues algunos de ellos piensan que es lo que siempre ocurre en los comicios electorales en Cuba.

También han denunciado la supuesta censura y el sesgo de los medios de comunicación durante esta carrera por la Casa Blanca.

Algunos cubanos entrevistados esta semana por USA Today dijeron que nunca temieron que el comunismo se afianzara en las costas de Estados Unidos hasta este año electoral.

Margarita De Castro, quien salió de Cuba dos años después de que Fidel Castro asumiera el poder, ha votado a los republicanos desde que llegó a Estados Unidos, citando su “persecución por parte de los comunistas cubanos” como una de las principales razones.

Para muchos estadounidenses, la idea de que una elección presidencial se convierta en una batalla de meses por el control de la nación puede no tener precedentes, pero para muchos latinos que apoyan al presidente Donald Trump, muchos de los cuales escaparon de regímenes autoritarios, despierta viejos fantasmas.

No hay evidencia de fraude electoral, pero muchos temen que los “socialistas encubiertos” estén confabulados con los medios de comunicación en un intento de robar el poder a un presidente estadounidense en ejercicio.

“La gente solía decir que el comunismo no puede suceder en Cuba, y mira cómo resultó”, dijo De Castro, quien vive en West Miami, un enclave cubanoamericano de clase trabajadora en el sur de Florida, donde la mayoría de los votos fueron a favor de Trump.

De Castro dijo que su gran temor es la vicepresidenta electa Kamala Harris. “Ella es otra Alexandria Ocasio-Cortez”, comentó, recordando que esta se describió a sí misma como una socialista demócrata.

“Cuando hay líderes demócratas nacionales elogiando los programas de adoctrinamiento de Fidel Castro y aclamando a los neomarxistas como ‘el futuro del partido’, se le hace entender a nuestra comunidad que el Partido Demócrata no respeta nuestros valores”, dijo Giancarlo Sopo, un cubanoamericano estratega de la campaña de Trump.

Muchos cubanos también se indignaron al ver como los canales de televisión locales de Miami proyectaban a Joe Biden como el 46 ° presidente de Estados Unidos. Otras han criticado las plataformas de redes sociales que han marcado los tuits del presidente Trump como falsos.

Stephen Armas, un reclutador cubanoamericano para compañías de TI con sede en Colorado, dijo que los votantes deberían poder leer cualquier cosa libremente y hacer su propia investigación sin interferencias, y enfatizó que “la cantidad de censura otorgada a Donald Trump es absolutamente indignante”.

“Nunca pensé que vería esto en los Estados Unidos de América”, dijo Armas, de 31 años.

Añadió: “Como hijo de inmigrantes cubanos, sé todo sobre un partido político que cambia la narrativa, censura e impulsa su propia agenda; y si no estás de acuerdo, te silencian”.

Sin embargo, no todo los cubanos están de acuerdo. Algunos de los votantes de la comunidad cubanoamericana que apoyan a Trump aquí también piensan que es hora de una transición de poder. Con Georgia y Arizona ahora llamados a favor de Biden, algunos de estos votantes dicen que es hora de cambiar de marcha, incluso cuando el aparato legal de campaña de Trump continúa presentando desafíos legales y alegando un grave fraude electoral.

 


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más