Mientras Western Union pone fin a las remesas entre Estados Unidos y Cuba, los cubanos miran las opciones con las criptomonedas

Después de este fin de semana, los cubanos en Estados Unidos ya no podrán transferir dinero a Cuba a través de Western Union.

El servicio de transferencia de dinero, que domina la industria de las remesas con una capitalización de mercado de casi $ 9 mil millones, suspenderá los servicios el día 23 de noviembre debido a las sanciones de Estados Unidos contra el Gobierno cubano, específicamente en contra de la compañía estatal FINCIMEX, una subsidiaria financiera de CIMEX, que a su vez es manejada directamente por las Fuerzas Armadas cubanas.

Western Union no necesita servir a Cuba para tener éxito. Después de todo, MoneyGram lo ha hecho bien sin el mercado cubano. Pero los cubanos todavía necesitan una forma de recibir dinero del exterior. Por lo tanto, perdone el cliché, pero las criptomonedas podría solucionar esto.

Según un estudio de la Universidad Internacional de Florida de 2020, se envía un total estimado de $ 2-4 mil millones por año desde los EEUU a Cuba a través de una combinación de canales formales e informales.

Dado que casi la mitad de las familias cubanoamericanas envían dinero a familiares en Cuba, existe una fuerte evidencia de que estas inyecciones de efectivo juegan un papel importante en la economía cubana.

Pero las remesas entre Estados Unidos y Cuba han estado amenazadas desde que el presidente Trump asumió el cargo en 2017.

En un intento por aumentar la presión sobre el gobierno cubano, la administración Trump revirtió varios movimientos de la era de Obama para normalizar las relaciones con Cuba. En septiembre de 2019, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos prohibió las remesas a funcionarios del gobierno cubano para que los dólares estadounidenses no pudieran destinarse a “enriquecer a los miembros del régimen cubano y a sus familias”. También limitó la cantidad y la frecuencia de las remesas que recibían las personas en Cuba.

Sin embargo, las nuevas sanciones anunciadas hace solo unas semanas pusieron la estocada final, obligando al cierre definitivo de las más de 400 sucursales de Western Union en la isla.

Básicamente, está sucediendo lo siguiente: Cuba está experimentando el doble golpe de las sanciones y los altos niveles de inflación. Las dos principales vías de entrada de divisas al país, el turismo y las remesas, están cerradas debido a las sanciones y la pandemia del coronavirus.

Esto proporciona una oportunidad para las criptomonedas, y ya comienza a notarse en las ofertas y ventas que se han venido haciendo en las ultimas semanas destinadas a enviar remesas a Cuba de una forma alternativa.

Así ya han nacido opciones como bitremesas.com, un intercambio de criptomonedas establecido para remesas que no requiere que los destinatarios cubanos tengan una cuenta bancaria. Estos servicios evitan las sanciones estadounidenses sobre Cuba, como mismo lo hacen los envíos de remesas por vías informales, tradicionalmente gestionados por las llamadas “mulas”.

Sin la competencia de las compañías habituales de transferencias de dinero (PayPal, Stripe y Square no envían a Cuba), estas operaciones de cifrado tienen menos competencia. Pero, por ahora, tendrá que ser locales. Las mismas razones que obligaron a Western Union a salir de Cuba también impiden que firmas internacionales como Paxful se establezcan allí.

Mientras tanto, todavía hay tiempo para enviar a través de Western Union. El último día para enviar dinero a Cuba es el 22 de noviembre y debe retirarse antes del 23 de noviembre.

 

 

 


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más