Los cubanos del occidente del país que no tengan “cajita” dejarán de recibir la señal de televisión antes de fin de año

Autoridades del Grupo de la Industria Eléctrica, la Informática, la Automatización y las Comunicaciones informaron que la región más al oeste del territorio cubano dejará de recibir señales analógicas de televisión antes de fin de año. Estas detallaron un programa gubernamental de producción de televisores y decodificadores (cajitas).

El plan radica en producir 320 mil decodificadores de señal televisiva (las popularmente llamadas cajitas), que posibilitan la recepción de señales digitales en televisores analógicos. El proyecto involucra al Ministerio de Comunicaciones, al de Trabajo y Seguridad Social y a la empresa Copextel.

Se prevé fabricar primeramente las cajitas (por su bajo costo de producción) y luego los televisores, en función del dinero que haya disponible.

En su declaración, el funcionario que hacía de vocero recordó (en modo de sugerencia) a la población cubana que las tiendas dolarizadas por el gobierno venden televisores digitales de 43 pulgadas y, además, todo tipo de equipos como consolas de videojuegos y fogones de gas de tres hornillas (mención obviada por muchísimos ciudadanos que no se pueden permitir tales adquisiciones o de los que no depende la obtención de ese tipo de divisas).

Las personas receptoras de subsidios estatales en el occidente de la isla serán las priorizadas en la recepción de las cajitas. Las primeras producciones de televisores digitales de 32 pulgadas serán entregadas al Ministerio de Educación para su uso en escuelas e institutos.

En 2020 el 70% de la población cubana cuenta con televisión digital según estadísticas oficiales. Hasta septiembre se habían vendido en la isla cerca de 1 507 200 decodificadores y 234 461 televisores HD híbridos.

Se estima que el apagón analógico pueda durar hasta seis años y se conoce que actualmente transitan por la primera fase del plan, relativa a “la transmisión simultánea de la televisión analógica con la digital”.

El gobierno cubano dijo, al inicio del proceso de conversión a la TDT (2012-2013), que el apagón analógico debía ocurrir antes de que finalizara 2021, habiendo dividido a Cuba en seis zonas en función de condiciones técnicas específicas (y todavía está a tiempo), pero quedó claro que la velocidad de la migración dependería de la economía que la soportara, la que, desde septiembre de 2019, se encuentra en un situación precaria.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más