Encuentran sin vida a niño cubano que se encontraba desaparecido en la provincia de Granma

La peor de las noticias recibió en las ultimas horas la familia del adolescente cubano José Manuel López Piña, quien se encontraba desaparecido desde hace días, pues fue encontrado su cuerpo sin vida en la tarde noche de ayer.

El joven, de solo 17 años, era natural del municipio Campechuela, en la provincia de Granma, según dio a conocer su prima, Ailed María, quien durante varios días estuvo pidiendo ayuda a través de las redes sociales para que todos los que pudieran se sumaran a su búsqueda.

Ella misma fue la que dio a conocer la lamentable noticia en la noche de ayer, pidiendo que caiga todo el peso de la ley sobre la persona que lo asesinó, pues todo indica que se trató de un crimen.

“A todas las personas que se han interesado por el caso de mi primo, con el dolor más grande les anuncio que acaban de encontrar su cuerpo. Espero que caiga todo el peso de ley, si es que existe en Cuba, sobre el malnacido que le hizo eso a mi primo. Que Dios te tenga en la gloria mi vida”, escribió Ailed en Facebook.

Otros internautas se han echo eco de lo ocurrido, aunque casi ninguno ofrece mayores detalles de lo que rodea al caso ni sobre las circunstancia en que encontraron su cadáver.

“Aún los medios de la policía y los peritos no dicen que le pasó pero lo que le haya pasado vamos a querer una explicación. No nos quedaremos con los brazos cruzados exigimos justicia. Y nuestro pésame total para sus familiares y amigos”, se puede leer en una publicación de la página de Facebook La Farándula de Campla.

Muchos cubanos desde las redes sociales han enviado el pésame a los familiares de José Manuel, y en especial a sus padres, quien deben estar devastados con su muerte, mientras a su vez piden que todo el peso de la ley se aplique sobre los culpables y exigen que sean arrestados y enjuiciados en el menor tiempo posible.

El pasado 16 de diciembre, José Manuel salió de su casa en buscar de un güin, una especia de plata que se utiliza para armar cometas, papalotes y jaulas de pájaros, que se encontraban en un sembrado de caña cercano a su casa. Horas después, sus familiares comenzaron a buscarlo de forma desesperada pues no supieron más de él desde entonces.

Su teléfono móvil daba apagado y se hizo imposible utilizarlo para localizarle, según contó hace unos días Yudenia López, la tía del menor. La ultima persona en verlo con vida fue un niño del mismo barrio donde vivían, que lo vio caminando hacia el campo de caña donde iba a buscar el güin.

asesinato en Cubacrimen en Cubajoven cubano desaparecidoniño cubano desaparecido