InicioEconomía y negociosAsí de inflados están los precios de los alimentos en Cuba a...

Así de inflados están los precios de los alimentos en Cuba a solo días de la esperada unificación monetaria

La unificación monetaria en Cuba ha hecho estragos en la mente de los cubanos en los últimos meses, y eso ha provocado que los precios de los alimentos se vean gravemente alterados e incrementados.

A unos poquísimos días de que la vida del cubano cambie rotundamente, dada la devaluación del peso cubano (CUP) y la inflación que resultará de ella, los alimentos más codiciados por la población ya se cotizan con valores por las nubes, y llegarán al espacio si continúan con esta tendencia. La carne de cerdo, el arroz, los frijoles, el ajo y la cebolla, son los alimentos de gran demanda que más han encarecido durante las últimas dos semanas.

Este año 2020 ha estado caracterizado por un incremento exponencial de los precios de todos los alimentos, dado el gran desabasto que ha sufrido el país devenido de una grandísima crisis económica desde años anteriores y del hecho de que no se llevaron a cabo importaciones al país desde el cierre de fronteras en marzo por el virus de la COVID-19.

Pese a los reiterados intentos del gobierno cubano por controlar los precios en todos los sectores de la economía nacional, el panorama indica que será esto mucho más complicado de dominar de lo aparente, pues ya es común que se violen las regulaciones sobre precios máximos y estos suban de forma desmedida. Estos signos de descontrol sobre los precios, sobre todo en el mercado informal, indican un patrón de aumento durante los próximos seis meses, en especial.

Medios oficiales no obvian la situación. Han publicado cómo muchos bienes y servicios han subido 2 y 3 veces su valor, como la libra de yuca a 3 CUP, la de papá a 20, la lata de refresco a 25 y el pomo a 60 (y hasta a 75), la cabeza de ajo a 8, la libra de tomate a 35, la de jamón pierna a 120; y eso es en el caso de los productos alimenticios, porque los servicios como el corte de cabello se cotiza a 50 CUP. Calificaron este fenómeno como un Día Cero anticipado.

El diario santiaguero Sierra Maestra, por su parte, listó otros precios que también ponen el grito en el cielo: la carne porcina ahumada, que se vendía a 20 CUP la libra, ahora se comercializa a 75 CUP; la libra de col está a 30 CUP y la malanga, a 25 CUP; el cucurucho de maní o de coco subió de 5 a 15 CUP; y la carne de pavo o guanajo se encuentra bajo un precio de 1100 CUP, cuando debería estar a 80 CUP.

En estos días se realizó, además, un operativo policial en Cienfuegos, dirigido por el Grupo de Enfrentamiento Provincial, en el que se detuvo a varios individuos que comercializaban la pata de cebolla a costes superiores a los 250 CUP, como informó el medio 5 de Septiembre. Asimismo, una piñita cuesta 15 CUP; cuatro pimientos, 20 CUP y un pote de ají cachucha, 15 o 20 CUP.

La provincia más occidental del país reportó precios alarmantes en cuanto a la libra de frijol, que va desde los 25 hasta los 60 CUP, teniendo en cuenta que los topes fijados no superan los 11 CUP la libra.

Los vendedores privados, que comercializan sus productos en La Habana y Matanzas, exhiben orgullosamente precios de 65 y 70 CUP por la libra de carne cuando, en el resto del país, los costes no rebasan los 60 CUP.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas