lunes, enero 17, 2022
InicioActualidadBasquebolista cubano Ysmael Romero logra entrar a Cuba y reunirse con su...

Basquebolista cubano Ysmael Romero logra entrar a Cuba y reunirse con su familia después de 8 años de sanción por abandonar el país

Después de ocho largos años de sanción por abandonar una delegación cubana que se encontraba compitiendo en el extranjero (modus operandi, por así llamarlo, común para muchos deportistas cubanos), Ysmael Romero, basquetbolista que ahora reside en Puerto Rico, regresó al fin a Cuba y se reunió con su familia.

El reconocido jugador de baloncesto dedicó una publicación desde su cuenta de Instagram para su hija y su madre, a quienes por fin puede abrazar como si casi una década no hubiera pasado. Demostró sentirse eufórico de poder venir y disfrutar con ellas su tiempo de estancia, justo a tiempo para celebrar estas fechas tan especiales de fin de año. Quiso recalcar que, a pesar de la inmensa agonía de estar lejos durante tanto tiempo, todo valió la pena, y valió también la pena regresar a Cuba para por fin verlas en persona.

«Mis amores, mis reinas, la vida me ha mostrado lo grande que ellas son para mi. Hoy puedo abrazarlas y sentir que todo está bien y estará bien!!! Valió la pena todo. Son tan bellas, son tan tiernas, son tan mías que solo puedo agradecer por tenerlas y poder disfrutarlas luego de 8 años, cada segundo», escribió el deportista en su cuenta de Instagram.

Ysmael Romero adjunto al post una fotografía donde se muestra junto a su madre y a su hija Dania Daniela, de 10 años.

Este basquetbolista de 29 años de edad, después de jugar en varios equipos poderosos de América, actúa ahora como delantero del equipo puertorriqueño Los Vaqueros de Bayamón.

Ysmael abandonó la isla oficialmente cuando renunció a regresar al país con el equipo Cuba de básquetbol en junio de 2012, cuando se encontraba participando en el Centrobasket de Puerto Rico. Romero no fue el único en abandonar la selección cubana en ese ocasión, sino que Yudniel Pérez, Leonel Batista, Enrique Ramos y Juan Pablo Piñeiro hicieron lo mismo, por lo que todos estaban cargando con la misma penalización.

Romero admitió haberse arrepentido de no poder criar a su hija, a quien dejó en la isla cuando tenía un año y media de vida; no pudo experimentar la parte primordial de la vida de su hija, ni estuvo presente en las partes más importantes de su infancia.

El deportista se hallaba muy nervioso con respecto al encuentro porque habían pasado demasiado años y sabía que todo había cambiado y que no conocía casi a su hija. No lograba imaginar el encuentro completamente; deseaba que fuera eufórico y muy sentimental, pero pensar en eso le causaba ansiedad.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas