InicioActualidadLa tarifa eléctrica sigue generando críticas en Cuba: "Nos la metieron doblada"

La tarifa eléctrica sigue generando críticas en Cuba: «Nos la metieron doblada»

La indignación está por los cielos debido a una serie de factores, y estos días no han servido de mucho para calmar los ánimos de la población cubana que, tras el anuncio de un reajuste de la tarifa eléctrica originalmente publicada para la Tarea Ordenamiento, está pensando en recibir el año a oscuras.

Las tarifas suponían un aumento del costo eléctrico de un 500%, por lo que no tardaron en emerger comentarios negativos al respecto, como es el caso de José Ramón Estupiñán, un trabajador agrícola holguinero, que dijo que esos precios son abusivos y constituyen una falta de respeto, por lo que nadie podría estar satisfecho de ellos.

La rebaja dispuesta admite cifras menores a pagar solo para los consumidores que gasten hasta los 500 kW. Sí, supondrán precios más bajos que la tarifa inicial, pero implican reducciones de alrededor de cuatro pesos menos; sigue siendo un precio exorbitante.

El mismo Estupiñán opinó que el Estado, probablemente, anunció un descuento para aplacar un poco el descontento con la subida de los precios, pero, de igual manera, no resuelve ninguno de los problemas planteados por los ciudadanos y continúa representando un gasto significativo para los salarios estatales.

El jubilado Ismael Rodríguez mencionó que su hermana, pensionada y residente en Estados Unidos, no puede destinar una ayuda mensual para él porque tiene otros familiares que dependen con mayor seriedad de ella, pero que sí le ha ayudado con la compra de electrodomésticos que necesita, por lo que él solo no podría asumir el pago de los equipos ni de la tarifa eléctrica pues no tiene el poder adquisitivo que en la Mesa Redonda asocian a su consumo eléctrico, superior a los 300 kW.

Añadió entonces que no podrá darse el lujo de aceptar un aire acondicionado Split que su hermana le desea obsequiar, porque no le será posible abonar el monto por el consumo de un equipo así con un salario menor a los 2.000 CUP. La única solución en la que pensó era que ella le enviara también otra remesa para pagar la electricidad, pero era demasiado pedir. Al pobre hombre lo derrotó el desánimo cuando notó que trabajó 36 años de su vida y su hermana lo mantiene con lo que recibe como pensión por haber trabajado menos de 10 años en Estados Unidos.

El caso de Maritza y Aroldo, que es bastante común en la actualidad por el problema de la vivienda, es incluso peor, pues sus dos hijos residen con sus familias en desgloses que hicieron de sus cuartos, pero ninguno tiene propiedad aparte. Aunque son físicamente viviendas distintas, legalmente son solo una, con un solo metrocontador, por lo que su consumo eléctrico sobrepasa los 1.000 kWh, que con la nueva tarifa resulta imposible de asumir. Los dos padres son jubilados y la rebaja no fue verdaderamente efectiva en su caso, pues en vez de 8.000 pesos, tendrán que pagar 7.000 solamente por la electricidad. Se encuentran severamente preocupados de acabar en la policía por ser incapaces de abonar el monto completo.

Los salarios cubanos, a pesar de la multiplicación que sufrirán con la implantación de la Tarea Ordenamiento, continúan siendo de los más bajos de la región y del mundo, y es que de nada sirve incrementar los sueldos en 5 veces su valor actual si los precios de los productos y servicios esenciales se incrementan en 10 o 20 veces su valor. Ni siquiera se trata de lujos, sino de bienes básicos.

El salario mínimo en Cuba a partir del mes de enero será de 2.100 pesos (unos 87 dólares al cambio de 24×1), lo que alcanzaría de forma neta para costear 637kWh al mes, y la pensión mínima será de 1.528 pesos (unos 64 dólares), que daría para 500kWh.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram