InicioActualidadLos "gusanos" podrán invertir en Cuba siempre que tengan dólares en los...

Los «gusanos» podrán invertir en Cuba siempre que tengan dólares en los bolsillos para gastar

La «invasión» ha comenzado, y no de los tan temidos alienígenas, de los que tantos avistamientos han sido noticia a lo largo de las década. Es el «american lifestyle» lo que se inserta en la cotidianidad del cubano con cada día que pasa y que las tiendas en moneda libremente convertible (MLC) se adueña de más espacios en la búsqueda de suministros para la población.

Sin reclamos sindicales que valgan, el Estado cobra el 80% de las mensualidades salariales en moneda dura y el trabajador, un 20% en el peso cubano convertible (CUC), a partir de hoy extinto.

La bienvenida con los brazos abiertos a aquellas que recibieron huevos en la puerta del hogar y gritos de «gusano» y «escoria» ha sido la alternativa a tomar por el gobierno cubano, tragando saliva en seco y retractándose de sus acciones del pasado.

Jorge Luis Piloto, músico y compositor cardenense que ahora conduce su Mercedes Benz por las calles de Miami, recordó la década ochentera, en que firmó a regañadientes una planilla en la que afirmaba su homosexualidad para ser autorizado a abandonar la patria. Y «Duque», alias del pelotero del equipo Industriales Orlando Hernández, que se ha coronado cuatro veces campeón junto a los Medias Blancas de Chicago y los Yankees de Nueva York, vuelve a rescatar la situación económica de sus familiares en la isla, luego de que fue repudiado públicamente y expulsado del béisbol nacional cuando emigró en 1996. No debe ser fácil; sus palabras fueron: «La única puerta que el gobierno me dejó abierta es la del destierro».

Los miles de cubanos que sufrieron la incautación de sus propiedades y negocios en los 60 no estarían muy dispuestos a invertir sus dólares estadounidenses, ganados a fuerza a valor y esfuerzo, en el mismo sistema decadente que los obligó a dejar atrás todo lo que conocían como suyo.

Un funcionario municipal del PCC afirma que son serias las intenciones de acondicionar la situación para que sea posible para cubanos en el exilio invertir en el país, añadiendo la existencia de alrededor de un 60% de negocios privados en la isla que ya cuentan con capital extranjero y, según su testimonio, «habrá cambios importante, pero el poder político se mantendrá incólume».

Primero, aclara, se debe generar «crear un precedente de inversiones menores», bajo el amparo de un correcto y consecuente marco jurídico.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas