martes, octubre 19, 2021
InicioActualidadMiles de ancianos cubanos con baja solvencia económica dejan de ir a...

Miles de ancianos cubanos con baja solvencia económica dejan de ir a los comedores sociales porque el Gobierno aumentó el precio de los alimentos

La Tarea Ordenamiento, que viene pisando fuerte desde el momento exacto en que se anunció con oficialidad a través del medio televisivo Mesa Redonda en diciembre, ahora trajo la sorpresa del incremento de precios del menú que se ofrece a los más desfavorecidos en comedores sociales de un 1 CUP a 13 como precio máximo.

El Sistema de Atención a la Familia (SAF) del MINCIN ahora tiene precios de menús que oscilan entre 8 y 13 CUP, sin subsidio, lo que resulta incomprensible, pues constituye un servicio de caridad para los más necesitados de ayuda estatal.

La ministra, Betsy Díaz Velázquez, anunció que 77 661 personas fueron censadas para integrar el SAF. Son jubilados 36 298 de esas personas, otras 6 251 cuentan con discapacidad y 12 773 tienen asistencia social.

Las personas que integran el SAF, según el comunicado oficial, serán capaces de cubrir dicho gasto gracias al incremento salarial, de las pensiones y de asistencia social.

En las provincias de Santiago de Cuba, Las Tunas, Cienfuegos y la Isla de la Juventud se evidenció una reducción de las visitas de los asistenciados luego del cambio de valores. Casi el 50 por ciento de los censados no recogieron sus alimentos.

Díaz declaró que dichos casos se atenderían próximamente para indagar en las causas.

Imágenes de un menú que ofertaba raciones de arroz con chícharos y boniato, la proteína, ausente, fueron compartidas por una internauta vía Facebook para reclamar los altos precios por tan mala alimentación en Quivicán, Mayabeque.

Las opciones para el domingo y lunes también reflejaban la liga intragable, con el factor común del boniato acompañando a arroz con frijoles o congrí.

Reclamó seguidamente que tal oferta debería valer centavos, en realidad, y que los ancianos no merecen esa comida, que calificó de “igualada a la de una prisión”, por el precio abusivo con que se exhibe.

El descontento continúa en alza por la lógica cuestión que avala que el Gobierno suba los precios de los productos y servicios pero la calidad de los mismos no mejora en correspondencia con ellos, con el claro ejemplo del pan que ahora se vende o, mejor dicho, no se vende a 1 CUP en las bodegas y panaderías locales.

Las autoridades han reconsiderado las tarifas iniciales, en materia de los precios de la heladería Coppelia y la electricidad, a causa de la indignación que lleva rondando las calles cubanas, pero sigue la reducción fue mínima.

Para estos ancianos, las pensiones rondan los 1500 y 1700 CUP para suplir una canasta básica que podría costar hasta 1528 CUP, de la cual solo los mandados representan 180 CUP del total, por lo que el dinero no es suficiente.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram