¿Qué implica para Cuba ser incluida dentro de la lista de países patrocinadores del terrorismo?

El gobierno de Estados Unidos anunció este lunes que vuelve a incluir a Cuba en su lista de países patrocinadores del terrorismo.

La decisión, hecha pública por el secretario de Estado, Mike Pompeo, llega a pocos días del cambio de gobierno en Estados Unidos y supondrá un nuevo reto para la administración de Joe Biden.

“Con esta medida de nuevo hacemos responsable al gobierno de Cuba y mandamos un claro mensaje: el régimen castrista debe acabar con su apoyo al terrorismo internacional y con la subversión de la justicia estadounidense”, dijo Pompeo en un comunicado.

El regreso de Cuba a la lista va en contradicción con la política de acercamiento que tuvo el presidente Barack Obama con la isla.

En 2015, Obama decidió sacar al país de la lista, un paso importante para que un año después ambos países reanudaran sus relaciones diplomáticas.

El gobierno de Trump recuperó la política de mano dura, como demuestra la decisión de este lunes, algo que podría volver a cambiar cuando el 20 de enero asuma la presidencia Biden, quien fue vicepresidente de Obama.

Cuba se une así a una lista en la que están Corea del Norte, Irán, Sudán y Siria.

¿Qué implica estar incluido en esta lista?

A los países que considera patrocinadores del terrorismo, Washington les prohíbe exportar o vender armamento, ciertas exportaciones que también mejorarían sus capacidades militares son controladas, además de restringir la asistencia económica.

Los países en la lista no pueden acceder a préstamos del Fondo Monetario Internacional y otras instituciones globales.

Cuba ya estuvo en la lista de 1982 a 2015.

En el caso particular de la isla, estas sanciones ahondaban las que ya habían sido impuestas de manera más extensa por el embargo económico vigente desde la década de 1960.

El país salió de la lista en 2015, en medio de un proceso de normalización de relaciones entre Washington y La Habana impulsado por el presidente Obama.

EE.UU. acusaba antes al gobierno cubano de proteger a militantes de la organización separatista española ETA, así como de tener relaciones con miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Pero en su Informe sobre Terrorismo de 2013, el Departamento de Estado destacaba que los vínculos de Cuba con la organización vasca ETA se volvieron más distantes. También resaltaba el papel de intermediario de La Habana entre el gobierno de Colombia y los rebeldes de las FARC.

También mencionó que no ha habido indicios de que el gobierno cubano hubiera “proporcionado armas o entrenamiento paramilitar a grupos terroristas”.

¿Qué impacto real tendrá para Cuba la inclusión en este listado?

Impactará en lo que queda de las relaciones comerciales y políticas entre Estados Unidos y Cuba.

“Las instituciones financieras tendrán otro motivo para evitar transacciones con Cuba”, explica John Kavulich, presidente del Consejo Económico y Comercial Estados Unidos-Cuba, con sede en Nueva York.

Las aseguradoras podrán suspender la cobertura de transacciones y operaciones.

“Y habrá más escrutinio en las transacciones con Cuba, lo que resultará en que menos gobiernos y empresas querrán tener una relación con la isla”, dice Kavulich.

Esto llega en un momento especialmente delicado par Cuba.

El 1 de enero entraron en vigor reformas económicas de gran impacto para la economía de la isla con la implantación de la moneda única, el peso cubano, a una tasa de cambio de US$1=24 pesos.

Hasta ahora, además del peso cubano, también circulaba el peso cubano convertible, cuyo valor era equivalente a un dólar estadounidense.

La medida está acompañada por la subida de precios de alimentos, bienes básicos y servicios, y también un incremento de salarios y pensiones.

Analistas dentro y fuera de Cuba describen estas reformas como las más significativas desde las introducidas en los 90 para paliar la profunda recesión tras el colapso de la Unión Soviética, principal benefactor de la isla durante años.

Cuba atraviesa una crisis económica agravada por la pandemia de coronavirus y el endurecimiento de sanciones de la administración Trump.

Este contexto ha agudizado la escasez de divisas, alimentos, medicinas y otros bienes esenciales. El gobierno de Cuba dijo que su economía se había contraído un 11% en 2020.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram