Gobierno canadiense critica a las aerolíneas de ese país que promueven viajes turísticos a Cuba en medio de la pandemia

Air Canada, aerolínea de gran renombre de esa nación, fue arduamente reprendida y criticada por las autoridades de Ottawa por publicitar e incitar a sus nacionales a viajar y hacer turismo en Cuba durante una de las peores etapas epidemiológicas de la pandemia mundial. Las desaprobaciones no fueron demasiado escuchadas.

Air Canada sufrió increíbles pérdidas financieras, como lo hicieron todas las aerolíneas, por la acción de la pandemia sobre el sector turístico, por lo que su agencia de viajes lanzó en diciembre una campaña que recordaba y promovía los destinos caribeños, con la ayuda del poder de instagramers e influencers.

Fue inicialmente una estrategia de comunicación ejecutada por los propios empleados de la empresa con el hashtag #BringVacationsBack, para luego convertirse en una campaña con todas las de la ley, contratando a personas verdaderamente influyentes en redes.

La administración canadiense ha advertido sobre los peligros de viajar en estas condiciones, sobre todo internacionalmente y por razones de turismo. Pese a que le parece una irresponsabilidad, no ha prohibido viajar a Cuba.

Las autoridades sanitarias de ese país también adviertieron, con especial detalle, que los que escojan viajar a pesar de las contraindicaciones del Gobierno, tendrán que cargar con toda la responsabilidad de sus acciones, incluso si hay consecuencias.

Hay muchas probabilidades de que las personas que viajen por turismo a cualquier parte del mundo, se topen con drásticas y repentinas medidas sanitarias de carácter nacional (como las tomadas en Cuba) y queden encuarentenados dentro de su alojamiento o varados en el país si se cierran las fronteras aéreas (sin posibilidad de abordar en un vuelo de repatriación, porque Canadá no piensa suministrarlo), experimentar la escasez de bienes y servicios en países subdesarrollados, presentar problemas con el seguro y la atención médica, recibir escasos servicios consulares, etc.

La entidad canadiense compartió y promovió fotografías de la influencer Tiffany Lai pasando unos días en Cuba.

Air Canada se mantuvo bajo la idea de que ellos están publicitando un turismo seguro, no irresponsable.

La entidad sigue apostando por la organización del Chill Out Event, dedicado a la comunidad LGBTI+ (que en Canadá es increíblemente grande y abierta), que se está dando en Cayo Coco desde el 10 al 17 de enero.

Los viajeros internacionales provenientes de Canadá son las únicas excepciones de cumplir con las nuevas y rigurosas medidas de sanidad implantadas por el Gobierno cubano para controlar esta tercera ola.

Ellas involucrarán el resultado negativo obligatorio de un examen PCR hecho con 72 horas de antelación al arribo y emitido por un laboratorio certificado del país de procedencia, además de una al llegar (y, para muchos viajeros, los exámenes en Cuba se pagarán a 30 dólares).

Los canadienses que lleguen, sin embargo, solo realizarán una prueba gratis (en el aeropuerto cubano) y se les ofrecerá hacerse una a la salida (esta si sería pagada).


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más