Gobierno cubano pone la voz de alarma a la población pues la tercera ola del COVID-19 está haciendo estragos entre los menores de edad en el país

Esta gran tercera ola del virus de la COVID-19 en Cuba, la que brotó y causó gran preocupación a la población y a las autoridades nacionales desde el mes de diciembre del pasado año 2020, está dañando mucho más a los cubanos en edad pediátrica.

La doctora Lisette del Rosario López González, jefa del Grupo Nacional de Pediatría y miembro del Grupo de Expertos del Covid-19 del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), declaró que se encuentran en condiciones clínicas graves, en el momento, 5 pacientes en esa edad.

A pesar de que la acción de la pandemia del coronavirus contra los niños y adolescentes no resultaba hasta ahora una razón de alarma, los últimos días han virado el tablero, pues los niños han opacado a los ancianos como las personas de alto riesgo de mayor prioridad.

La aflicción tiene que ver, entre muchísimas razones, con el hecho de que la población cubana es una de las más envejecidas de la región y cada vez desciende más el número de nacimientos anuales; en resumen, los niños que se tienen, hay que cuidarlos (que no hay tantos).

Hasta la fecha, ningún individuo en edad pediátrica en Cuba ha muerto a causa de esta enfermedad.

La doctora intentó hacer un llamado de atención lo más claro y concienciado posible, pues hay que tener ahora especial cuidado con los recién nacidos y menores de un año de edad, quienes también se han reportado contagiados en este nuevo rebrote.

Los niños en esta edad son singularmente frágiles, y las secuelas de la pandemia podrían ser muy destructivas en su caso.

Del Rosario López González indicó que lo más importante para salir adelante de esta situación epidemiológica es lograr y mantener la bioseguridad hogareña.

La doctora acordó la peculiaridad de que los pequeños experimentan síntomas y otras enfermedades graves también, por lo que se presume una relación entre las condiciones.

Puso como ejemplo para esto los casos de menores, previamente sanos, a los que se les detectaron aflicciones cardiovasculares luego de padecer el coronavirus en Cuba.

Añadió que el virus de la COVID-19 aun es muy reciente y enigmático. El total de pacientes en edad pediátrica en Cuba que se han infectado por el virus desde marzo pasado son 1.674. La cifra más elevada de menores ingresados a la vez por al enfermedad se ha dado hoy, con 263.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más