Comienzan a aplicar en La Habana, a residentes del Vedado, la vacuna cubana contra el coronavirus Soberana

Las barriadas de El Vedado y Nuevo Vedado, en el habanero municipio de Plaza de la Revolución, fueron las escogidas por las autoridades sanitarias nacionales y el Instituto Finlay para ejecutar la fase II b de los ensayos clínicos de la vacuna cubana Soberana, dado que ha constituido ininterrumpidamente un área con gran índice de contagio del virus de la COVID-19.

El Policlínico 19 de Abril de Nuevo Vedado tuvo la primicia este lunes 18 de enero. Los residentes de este barrio se reconocen por tener gran poder adquisitivo y constituir una población envejecida, por la que es una zona de alto riesgo, además de ser una de las primeras áreas de La Habana en reportar casos positivos a la enfermedad en marzo pasado, cuando llegó a Cuba.

La elección del lugar también fue influida por el hecho de ser un centro médico con experiencia anterior en la prueba de vacunas.

“Nos vacunamos ayer y nos están haciendo el chequeo que corresponde a las 24 horas y hasta ahora ninguna molestia o manifestación”, dijo Fara Paredes, una empleada de un centro de atención neurológica de 54 años y vecina de Nuevo Vedado, donde se realiza el ensayo.

Soberana también será testeado muy próximamente en el municipio La Lisa, pues es la otra zona seleccionada para el proceso.

La razón por la que esta otra región de La Habana fue elegida no ha sido oficializada aún.

A pesar de la improbabilidad de producirse reacciones peligrosas para la salud de algún paciente en algún momento, ambos centros cuentan con un sistema de urgencias médicas.

Aroldo Romero, uno de los seleccionados como precandidatos para el tratamiento, declaró en televisión nacional que fue notificado en su casa por la doctora encargada, el médico de la familia y la enfermera, quienes le preguntaron si aceptaba asumir su rol, a lo que asintió.

Está planificado que en esta fase sean inoculados unos 900 voluntarios (19-80 años de edad) durante 3 semanas. De los candidatos confirmados, 405 son pertenecientes a Plaza de la Revolución.

En este ensayo se evaluará tanto la respuesta inmune de Soberana 02, como su seguridad y “reactogenicidad”.

Cuba, en vez de permitir la postulación espontánea de candidatos para el ensayo clínico como en la mayoría de las Naciones del mundo, asigna el rol de preseleccionador a las autoridades estatales.

Los candidatos escogidos, de consentir el proceso, pasarán los exámenes médicos previos necesarios para la verificación de su cumplimiento con los requisitos.

Natacha Barrera Fontané, otra de las participantes, detalló que algunos candidatos preseleccionados por las autoridades no resultaron aptos para ponerse la vacuna cuando llegó el veredicto de la comisión médica.

La Dra. María Eugenia Toledo expuso que los involucrados recibirán dos dosis de Soberana 02 con 28 días entre cada una. Y la respuesta inmune de sus organismos gracias a la vacuna será evaluada a través de una extracción de sangre realizada a los 14 días.

En el caso de que el ensayo resulte exitoso, la fase III de prueba la acogerá Irán, el que está colaborando con la elaboración de dicha.

Los institutos Finlay (Cuba) y Pasteur (Irán) formaron un contrato el pasado 8 de enero en el que se comprometió la complementación del candidato vacunal anti-covid-19 en Teherán.

El director general del IFV, Vicente Vérez, sí había anunciado previamente a la firma del acuerdo que la última etapa se debía ejectura en un tercer país, pues no sería efectivo hacerlo en Cuba dada su “baja prevalencia” del virus.

Soberana 02, de acuerdo con Vérez, mostró una temprana respuesta inmune, manifestada antes de los 14 días.

El portavoz de la Organización para Alimentos y Medicinas de Irán, Kianush Yahanpur, confirmó que el Instituto Pasteur está colaborando con la implementación de la segunda fase en Cuba.

Soberana 02 es el único medicamento desarrollado en Cuba que ha sido avalado por ensayos aleatorizados, controlados y con técnicas de enmascaramiento.

BioCubaFarma también se encuentra desarrollando una vacuna intramuscular, Abdala, y otra intranasal, Mambisa, que, junto a Soberana 01 del IFV, han completado los primeros pasos de la fase I de prueba.

Las autoridades cubanas planifican que toda la población nacional esté vacunada contra la enfermedad en estos primeros seis meses de 2021.

No se han dado indicios de si se prevé importar alguna de las vacunas ya aprobadas, a pesar de que esta tercera ola de contagios es la peor experimentada en el territorio nacional.

Cuba tiene un acumulado de 18.773 casos positivos al virus y 175 fallecidos hasta la fecha.

COVID-19 en CubaPandemia de coronavirusvacuna cubana contra el coronavirusVacuna Soberana