Expresidente brasileño Lula da Silva revela que se contagió en Cuba de coronavirus, al igual que su esposa y todo su equipo de trabajo

El expresidente Luis Ignacio Lula da Silva regresó ayer a Brasil después de viaje de 30 días a Cuba y este jueves reveló al reunirse con la prensa de su país que al llegar a La Habana le detectaron coronavirus y que realizó su recuperación en la isla.

“Yo y todo mi equipo estamos agradecidos por la dedicación de los profesionales de la salud y del sistema público de salud cubano que estuvieron con nosotros en la atención diaria”, afirmó Lula.

Lula había arribado a Cuba el pasado 21 de diciembre, para participar en el inicio de la grabación de un documental sobre América Latina, producido y dirigido por el cineasta estadounidense Oliver Stone.

De las nueve personas que integraban la comitiva, entre las que estaban su esposa Janja, el escritor Fernando Morais y otros seis miembros, solo una periodista no dio positivo en los tests. El grupo se había realizado exámenes antes de salir de Brasil, sin embargo, resultaron positivos al arribar al país caribeño.

El expresidente no requirió hospitalización, al igual que el resto de integrantes del equipo, salvo el escritor Fernando Morais, quien permaneció 14 días bajo atención hospitalaria, por complicaciones pulmonares.

Durante el seguimiento, Lula fue diagnosticado en tomografía computarizada con lesiones pulmonares compatibles con bronconeumonía asociada a la COVID-19 y recibió tratamiento domiciliario hasta su recuperación

“Como estaba fuera de Brasil, el expresidente Lula decidió reportar la enfermedad solo a su llegada al país, para preservar a su familia y a los demás infectados”, indica el parte de prensa, que aclara que el exministro de Salud y diputado federal Alexandre Padilha fue informado desde un inicio y siguió toda la evolución de la enfermedad, en “contacto directo y diario con los médicos cubanos”, quienes brindaron “asistencia diaria” a toda la delegación.

En el comunicado, Lula también dejó críticas para Jair Bolsonaro y cómo está llevando adelante la lucha contra la pandemia. “Sentimos la importancia de un sistema de salud pública que adopte un protocolo unificado, inspirado en la ciencia y las directrices de la OMS. Y quiero extender mi saludo a todos los profesionales de la salud que se esfuerzan por hacer lo mismo aquí en Brasil, a pesar de la irresponsabilidad del Presidente de la República y del Ministro de Salud”, expresó.

Por último, expresó su apoyo a la campaña de vacunación. “Estoy preparado para recibir la vacuna, tan pronto como tengamos una vacuna para todos. Sigo esperando mi turno en la fila, con mi brazo a mi disposición para tomar lo antes posible. Y mientras no todo el mundo esté vacunado, seguiré con mascarilla, evitando aglomeraciones y usando mucho alcohol en gel”, completó.

Tras su recuperación y antes de dejar la isla, Lula se reunió el martes pasado con el primer secretario del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro, y el presidente Miguel Díaz-Canel, en un “encuentro fraternal”, como lo describió la prensa estatal sin ofrecer ningún detalle extra al respecto.

coronaviruscoronavirus en Cubaexpresidente de brasilLula da Silva