Gobierno cubano abre un abastecido mercado para la venta de cerdo en Santiago de Cuba, pero los precios dejan con la boca abierta a la población

Hace algunos días los santiagueros amanecieron con la buena nueva que el Cerdi Centro, una carnicería estatal, comenzaría la venta de carne de puerco y sus derivados, contando con buen nivel de abastecimiento.

La felicidad que pudo haber ocasionado la noticia no duró mucho, ya que dejando a un lado la cantidad de productos en existencia, los precios en la tablilla parecían haber sido sacados de países con una economía muy superior a la de la Isla.

Entre las ofertas disponibles destacaban el kilogramo de lomo ahumado en 290 pesos, el de pierna ahumada en 270, la jamonada en 265 y otros precios por el estilo.

Tablilla de precios – Cerdi Centro

Como quizás era de esperarse ante un suceso de este tipo, las reacciones en la calle y en las redes sociales no se hicieron esperar, ya que no fueron pocos los que consideraron injusto e indignante el aumento de precio que han experimentado los productos ahumados.

“Luego dicen que los cuentapropistas no respetan los precios topados y yo me pregunto… ¿Quién les pone tope a los mercados estatales? A estas alturas yo pensé que quien encabezaría titulares sobre el aumento de precios serían los trabajadores del sector privado, pero resulta que es el propio Estado el que nos tiene contra la pared”, comentó una residente de la zona.

“De nada vale que me hayan subido la pensión a dos mil y pico de pesos si cuando saco lo de los mandados, medicamentos, pago la corriente y compro alguna que otra vianda ya me quedó casi liso. Ni pensar en comprar un par de kilos de ahumados con esos precios, eso sería tan descabellado como decir que me voy a comprar un auto en MLC”, expresó por su parte un jubilado.

En estos momentos, la carne de cerdo puede adquirirse por unos 70 pesos la libra con los carniceros del sector no estatal. No obstante, con el aumento desmedido de los precios por parte de su contraparte estatal, no son pocos los que aseguran que el precio en los particulares terminará disparándose y creando una brecha cada vez más profunda entre los cubanos y la posibilidad de llevar un trozo de carne de cerdo a su mesa.

carne de cerdomercado estal