Home Actualidad Humorista Ulises Toirac asegura que cerrar las fronteras en Cuba provocaría un...

Humorista Ulises Toirac asegura que cerrar las fronteras en Cuba provocaría un “hambre nivel Dios” entre la población

El humorista cubano, Ulises Toirac, compartió una reflexión en sus redes sociales con respecto a un posible cierre de las fronteras aéreas de la Isla ante el incremento del número de casos y muertes por coronavirus, señalando que esto podría llevar a un “hambre nivel Dios entre la población”.

“Desgraciadamente esta es una economía (creo que la que menos en el mundo) que no se puede dar el lujo de los cierres de aeropuertos y puertos. Hace meses abogué por eso, pero me doy cuenta que eso y hambre nivel Dios es lo mismo (que ya es nivel “santico”). Por tanto, hay cosas que hay que hacer”, opina el humorista cubano, quien también reconoce que en la calle sigue habiendo “mucho imbécil” que piensa que el tema del COVID no le toca.

El Chivichana de todos los cubanos defiende la idea que el Gobierno debe lograr una mayor efectividad en varios aspectos, como la necesidad poner a disposición de la población mascarillas de calidad, que se entreguen en tiempo los resultados de los PCR y la necesidad que la población haga una mayor conciencia del peligro.

“¿Los visitantes? Mira, sé de casos que se han tenido que regresar sin salir de su domicilio en Cuba porque las pruebas se tardaron. Igual sé de casos que soltaron la maleta y salieron pa la calle, o peor: metieron pa güiro en casa”, comenta Toirac, quien critica que el Gobierno demore tanto la entrega de los resultados de los PCR  los viajeros que visitan la Isla.

“Si hay algo que garantizar es que, si se hace un PCR o dos, estén los resultados en tiempo, porque esa gente lo está pagando”, dice en referencia al precio de los viajes a la isla.

“Tiene que abrirse el flujo de visitantes, pero tiene que haber una responsabilidad con ese flujo”, insiste, sobre la necesidad de entregar en tiempo los resultados de diagnóstico del virus.

Con respecto a la disciplina por parte de la población, el humorista señala que Cuba es el único país en el que no se regalan o venden mascarillas efectivas y guantes o gel a base de alcohol.

“El mundo entero está lleno de esas mierdas y aquí hay que hacerse uno mismo la mascarilla de tela en casa”, asegura, al tiempo que destaca que a pesar de ser mejor que no utilizar ninguna, estas realmente no garantizan una protección eficiente.

“Uno por otro lado sale a la calle y tiene que abrir 10,15, 20 puertas públicas en el día…. ¿Qué hago? ¿Me escupo las manos y me las paso por el pulover pa limpiarlas?”, dice Toirac echando mano de su habitual ironía. El actor concluyó su reflexión diciendo que en la actual circunstancia en la isla hay que acudir a la “génesis del fenómeno: tener con qué enfrentar un problema que desastra el resto de todo”.