Viceministro de Cultura de Cuba defiende los “empujones y manotazos” contra quienes ataquen la Revolución

El viceministro de Cultura de Cuba, Fernando Rojas, ya es conocido por su carácter en las redes sociales, pues en múltiples ocasiones ha citado a través de Twitter a personas que lo han criticado para “tirarse unos golpes” frente a frente en un parque de La Habana.

Pues ahora no ha querido ser menos, y tras los encontronazos verbales, y un poco físicos, entre funcionarios del Ministerio de Cultura, incluido el titular del ramo, y varios activistas que pedían una serie de demandas frente a la sede de la institución que presiden, Rojas ha salido a defender la actitud de su jefe superior directo, Alpidio Alonso, quien propinó un manotazo a uno de los asistentes de la manifestación, un periodista independiente, para quitarle su teléfono móvil.

“Cuando pasan cosas como esa hay que asumir el riesgo de que hay algún que otro empujón o manotazo y nosotros lo asumimos para enfrentar una provocación”, enfatizó el viceministro de Cultura en una rueda de prensa con medios internacionales que se realizó rato después de estos incidentes.

Según explicó Rojas, el mismo recibió a los manifestantes frente a la entrada del Ministerio y les invitó a pasar en varias ocasiones al interior, pero estos se negaron a “entablar un diálogo”.

Esto provocó que varios funcionarios del Ministerio de Cultura, encabezados por su ministro, salieran de la sede del organismo y se enfrentaran entre empujones, gritos y consignas manidas a los jóvenes que se manifestaban en el exterior, quienes finalmente fueron detenidos por la policía e introducidos en patrullas y un ómnibus.

Además de los artistas varios periodistas independientes denunciaron la presencia de vigilancia policial para impedirles salir hoy de sus casas, mientras el servicio de internet móvil sufrió interrupciones y presentó problemas durante las horas que siguieron al incidente.

En su comparecencia posterior al suceso, Rojas acusó a los artistas disidentes de haber organizado una “provocación” y de ser “mercenarios al servicio del imperio”.

En la primera reunión entre ambas partes el pasado 27 de noviembre, los artistas confirmaron que Rojas había aceptado como condición para el diálogo el cese de las detenciones y los arrestos domiciliarios, pero estos se han seguido produciendo e incluso llegaron a ser muy frecuentes las semanas siguientes a la histórica jornada.

“Yo no puedo hacer la promesa porque no es mi competencia de que los órganos del orden interior no vayan a actuar contra una provocación”, respondió hoy el viceministro al ser cuestionado por la prensa.

 


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más