domingo, septiembre 19, 2021
InicioActualidadEl Hotel Habana Libre ya no es ni la sombra de su...

El Hotel Habana Libre ya no es ni la sombra de su pasado y muchos de sus huéspedes lo describen como una verdadera “casa de los horrores”

Una de las edificaciones más emblemáticas de Cuba, sin duda, es el Hotel Habana Libre, entidad que ha decaído progresiva y desastrosamente en la última década, bajo la administración del grupo español Meliá Hotels & Resort.

Miles y miles de testimonios y criterios negativos sobre el mal estado de las instalaciones llueven en los apartados de calificaciones de clientes en plataformas digitales como la de TripAdvisor. Las valoraciones de entre 2012 y 2021 lo ubican entre las peores instituciones hoteleras del globo, pese a ser altamente promocionada por el Gobierno cubano y por el conglomerado ibérico como la más representativa, confortable y lujosa del país.

Unos 5.000 declaraciones de huéspedes señalan que las experiencias en el hotel suelen ser horribles. Muchos usuarios demandan, de hecho, el cierre inmediato del lugar si las condiciones continúan siendo tan pobres.

Lo más contradictorio es el hecho de que en la última década se han llevado a cabo varias obras de mantenimiento y restauraciones, anunciadas por el Grupo Empresarial Gran Caribe, perteneciente al Ministerio de Turismo de Cuba (MINTUR).

En las grandísimas y ambiciosas reparaciones de finales de los años 90 e inicios del 2000, muchísimos elementos constructivos fundamentales fueron dejados de lado y la capa de maquillaje que se terminó aplicando fue la prioridad, que, además, fue basada con materiales de mala calidad y con mucha prisa, pues se encontraba en pleno Período Especial.

Meliá afrontó la dirección del Hotel por un compromiso con Fidel Castro, pues le ha dado muchas más pérdidas que ganancias.

En la tarea de ampliar las habitaciones, que incluyó la instalación de ventanales de cristal y la reducción de las terrazas, de reemplazar las máquinas de aire acondicionado, puertas, alfombras, ventilación y sistema eléctrico, se empleó una cantidad superior a los 80 millones de dólares. La reparación resulta más cara que construir un hotel nuevo.

Las varias reparaciones proyectadas entre 2011 y 2019 han sido condenadas como una hazaña inalcanzable porque la parte cubana impide a Meliá contratar a la empresa correcta para la obra y el cierre total del hotel.

El deterioro llega al punto de que el propio personal teme otro accidente como el colapso de uno de los ascensores hace unos meses.

Entre 85 y 255 euros cuesta la estancia por noche en las habitaciones del edificio, pese a que fue recalificado como una instalación de cuatro estrellas luego de llevar décadas en la categoría de cinco estrellas, algo que no ha cambiado en las promociones que circulan.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram