InicioActualidadDenuncian cierre de clínica estatal veterinaria Carlos III, justo después que se...

Denuncian cierre de clínica estatal veterinaria Carlos III, justo después que se prohibiera el ejercicio de la medicina veterinaria por cuenta propia

La animalista cubana Verónica Vega denunció este domingo el cierre por parte del gobierno de la principal clínica veterinaria de La Habana, Carlos III, luego de haber aprobado un decreto que prohíbe los médicos atender a los animales mediante consultas privadas.

A través de una publicación realizada en Facebook, Vega señaló que el mencionado cierre, junto la reciente firma de un decreto que prohíbe el ejercicio de la medicina veterinaria por cuenta propia, significa “una emboscada para los animalistas y una sentencia de muerte para los animalitos”.

Seguidamente, lanzó una pregunta que muchos se han estada haciendo desde el sábado pasado, cuando salió a la luz el envenenamiento de los perros de compañía de uno de los protectores de animales más importantes del país.

“Una nube de tormenta se cierne sobre Cuba, pero la pregunta crucial es ¿qué nos falta para acabar de unirnos y producir un cambio? ¿O es que preferimos seguir en el infierno?”, apuntó.

La publicación de Verónica aseguraba que todo habían sido malas noticias desde que se había levantado.

“Desde que me levanté hoy, he caído en un vértigo de malas noticias. La penúltima fue que la clínica veterinaria estatal de Carlos III, en Centro Habana, cerró por el Covid, (justo después que se aprobara un decreto que criminaliza el ejercicio de la medicina veterinaria por cuenta propia), o sea, es una emboscada para los animalistas y una sentencia de muerte para los animalitos. Pero como si la maldad estuviera empeñada en brillar, en destacarse, me entero de que envenenaron a varios perros de Javier Larrea, activista por los derechos animales”, expresó.

DESDE que me levanté hoy, he caído en un vértigo de malas noticias. La penúltima fue que la clínica veterinaria estatal…

Posted by Verónica Vega on Saturday, February 6, 2021

A finales del mes pasado, el Gobierno cubano publicó el Decreto Ley 20/2020, el cual considera la práctica privada de los médicos veterinarios como una contravención sancionable con multas que pueden alcanzar los 3500 pesos.

“Aplastar el ejercicio veterinario independiente implica que no se puedan hacer más las campañas de esterilización que realizábamos los protectores y médicos veterinarios, que, aunque tenían cierta dosis de clandestinidad, no eran ilegales”, consideró Vega.

Con motivo del mencionado decreto que les prohíbe ejercer de forma privada, un grupo de médicos veterinarios cubanos emitieron una declaración en la que señalan que «el decreto ha generado una gran preocupación social, especialmente entre las familias cubanas que cuentan, entre sus miembros, con animales afectivos”.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas