Cuba podría sufrir una inflación sin precedentes de su economía que provocaría que el salario tenga menos valor real y aumentaran de forma desproporcional los precios

Reconocidos economistas informaron este martes que el comportamiento del valor del Peso Cubano (CUP) y de la economía nacional durante estos primeros dos meses de implementación de la Tarea Ordenamiento en el país, provocará próximamente el hundimiento del valor real del salario de los cubanos entre un 15 y un 50%.

El profesor de la Universidad Javeriana de Cali y extrabajador del Banco Central de Cuba Pavel Vidal pronosticó que ocurrirá una inflación de entre el 474 y el 952%, la mayor en la historia reciente de Cuba.

Carmelo Mesa-Lago y Ricardo Torres, también especialistas en economía cubana junto a Vidal, manifestaron que la inflación constituye un fenómeno de aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios en el mercado.

La inflación que se dio en Cuba en la década del 90, durante el llamado “Período Especial”, fue de un 193% como punto máximo, y aún es reconocida como la época más crítica que ha vivido el país desde la toma de poder del sistema político, económico y social regente, la época de mayor hambruna y escasez.

De hecho, el Gobierno cubano ha intentado retomar algunas medidas adoptadas en el año 1989, el último antes de la crisis y el punto de comparación para el análisis de estos especialistas.

Vidal recayó para fundamentar su proyección en la caída del dólar, el incremento del valor de las importaciones, el aumento del déficit fiscal cubano y de los salarios y pensiones, y la influencia que ha logrado manifestar la pandemia del virus de la COVID-19 sobre la economía cubana.

Se debe recordar que la llegada del coronavirus a suelo cubano provocó un cierre de fronteras durante meses y una caída súbita del turismo en la isla, uno de los principales renglones de la economía nacional.

A pesar de que el Gobierno implantó una tasa de cambio fija entre el Peso Cubano (CUP) y el Dólar Estadounidense (USD) de 24×1 cuando se unificaron las monedas de uso nacional, el USD se está cotizando a más del doble de esa tasa en el mercado informal cubano, en el que verdaderamente existe un tráfico de divisas.

El mercado negro es la única solución para que la población cubana adquiera dólares porque el Estado no tiene liquidez para vender la divisa extranjera que posee, pero sí inaugura y amplía la red de comercios en dólares por su desesperada urgencia por recaudar monedas fuertes.

La situación llega a convertirse en una paradoja interminable, pues el Estado abastece casi únicamente a las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC) para recaudar los billetes verdes de la población, pero la población no tiene billetes verdes porque no hay dónde comprarlos que no sea en el mercado negro y al doble de su valor.

La Tarea Ordenamiento generó una subida de salarios y pensiones de cerca de 5 veces, cuando los productos de primera necesidad se multiplicaron hasta 10 veces.

Mientras, el profesor emérito de la Universidad de Pittsburgh y economista Carmelo Mesa-Lago explicó que la reforma monetaria tendrá efectos positivos a largo plazo, pero los inmediatos incluirán el desempleo, la inflación y la eliminación de subsidios para los más necesitados, los cuales no fueron expandidos ni cuando la economía cubana atravesaba una mejor situación que la actual crisis.

En 2006, Cuba destinaba un 2,2% del PIB a la asistencia social, cifra que en 2019 se redujo a un 0,4%.

El especialista también enfatizó el tema del aumento de los índices de desempleo, que afectará, sobre todo, a trabajadores de empresas estatales no rentables.

Estas empresas tienen, muchas veces, la plantilla inflada, que provoca una disminución en la productividad y los sueldos, por lo que Mesa-Lago indicó que son necesarias “reformas estructurales profundas” para que la economía cubana prospere.

Se requiere, entonces, que el Gobierno cubano deje a poner trabas al sector privado, y así el mismo podrá incorporar la mano de obra que el Estado no puede contratar.

Por su parte, el economista y profesor en el universitario Centro de Estudios de la Economía Cubana Ricardo Torres admitió que el país está actualmente en un punto de inflexión parecido al experimentado por Europa del Este y la URSS hace tres décadas.

Torred admitió que, aunque han tenido un progreso muy dilatado, las reformas en la agricultura con la clave, a la vez que sugirió al Gobierno que abra aún más el país al sector privado, que aumente las líneas de crédito a los pequeños empresarios y que reestructure las empresas estatales en función de atraer inversiones extranjeras.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más