Home Actualidad Las colas, este es el verdadero epicentro de la pandemia en Cuba...

Las colas, este es el verdadero epicentro de la pandemia en Cuba y la causa real del alarmante aumento de casos positivos

Las “colas” en Cuba, son objetivo de medidas oficiales por ser “caldo de cultivo” para la propagación de la COVID-19. Las autoridades reconocen que las largas “colas” son inevitables, pero están pidiendo a la población más disciplina durante las esperas a veces de varias horas, y un control más fuerte para que se cumplan las llamadas medidas “de bioseguridad”.

Hoy se reportaron cinco muertes más: 18.611 personas están hospitalizadas en toda la isla la mayoría bajo sospecha de tener la enfermedad, y 5.098 de ellas ya están contagiadas. De acuerdo con las estadísticas en las últimas horas surgieron 923 casos activos. La epidemia golpea principalmente a la capital, La Habana, con 461 nuevos infectados y a Santiago de Cuba, en el extremo este, con 117 enfermos

En La Habana, con más de dos millones de habitantes, el problema de las prolongadas filas de personas que esperan para comprar, visibles en todos sus municipios, es el más severo del país. “Se impone redoblar el control y la disciplina por parte de las administraciones y demás personas asignadas como apoyo o supervisión, en cada uno de los lugares destinados a ese fin”, comentó el periódico capitalino Tribuna de La Habana.

“Igualmente es responsabilidad de cada ciudadano asumir una conducta atemperada a la situación epidemiológica”, expuso un artículo al respecto.

Se están aplicando alguna medidas como la distribución boletas o “tickets” por cada persona que aguarda y tratan de evitarse aglomeraciones.

“Eso es lo más difícil porque hay que mantener más de un metro y medio de separación entre personas y eso no va con el carácter del cubano que es muy sociable y conversan mientras esperan”, comentó Cristóbal Hernández, quien, dijo, “coopera a la organización de las colas” en un populoso barrio de la ciudad.

Hernández explicó que “las colas más largas son para comprar alimentos, que están escasos, y medicamentos que se reparten (venden) de manera ordenada en las farmacias”. Agregó que esas ventas “tienen disciplina en especial en cuanto a los medicamentos controlados, o sea para pacientes con enfermedades crónicas”.

Pero Tribuna de La Habana, al menos en el caso capitalino consideró que el problema “viene agudizándose en los últimos tiempos” y aconsejó buscar “más alternativas por lo sensible del tema”. El periódico subrayó el peligro de contagio para ancianos que hacen las largas filas. Estimó que puede suceder que “luego de colas que van entre 3 y 4 horas en ocasiones, en el momento de entrar al recinto reciban la información que su producto se terminó, o la receta caducó”.

Cuba enfrenta actualmente el peor momento de la epidemia de COVID-19. Febrero, según pronósticos, probablemente resulta el mes de más incidencia desde que comenzó la pandemia con 14,096 infectados y 66 fallecimientos en sus 17 primeros días. La isla ha reportado 41,688 víctimas de la Covid-19 desde el inicio de la pandemia con 282 muertes.