Cubanos denuncian que los teléfonos móviles que son vendidos en dólares por el Gobierno están presentando problemas técnicos

El taller de reparaciones de la sede villaclareña de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) tiene todos los días a unas 10 personas en espera por entrar a averiguar qué problema tiene el teléfono que recientemente compraron a la propia entidad por 165 USD, marca Alcatel 1S.

La mayoría comparten preocupaciones, pues a sus teléfonos les parpadea la pantalla con frecuencia, mientras a otros no les funciona el sistema operativo correctamente.

Los clientes en la cola van preguntando sobre los problemas que está experimentando el resto. Una usuaria explica que el display de su dispositivo celular comenzó a pestañear el mismo día en que le insertó la línea y, como muchos de sus compañeros en la fila, presenta trabas para conectarse a Internet.

Una señora de 90 años comparte que no logra contestar las llamadas que sus hijos le hacen desde Estados Unidos porque la pantalla de inicio no le avisa, ni aparece sus contactos mientras están llamando, ni nada.

Gran parte de los teléfonos de los clientes que esperan fuera de las instalaciones de Etecsa pierden la cobertura con mucha facilidad.

La mayoría de los clientes que compran estos dispositivos se quejan de la mala cobertura que poseen

Un señor que lleva haciendo la cola varias semanas pero aún no ha logrado entrar por la ineficiencia que genera la situación epidemiológica en la provincia, comenta que fue testigo cuando casi 20 móviles fueron devueltos por clientes insatisfechos a la empresa la semana anterior. Este hombre está decidido a recuperar su dinero.

La mayoría de los ejemplares de esta oferta (las más barata disponible en la oficina provincial de Villa Clara) presentaron estos problemas. Solo existe otra oferta para un móvil marca Alcatel en 225 USD (y que también se ha agotado).

En la capital cubana se exhiben estas mismas ofertas y algunas más, pero con las mismas deficiencias. Por supuesto, comprar un teléfono en Etecsa es casi la única opción cuando en el mercado informal nacional los precios se encuentran altamente exagerados y no se puede importar nada (ni a través de “mulas” ni de envío de paquetería) con los problemas de restricción de vuelos para frenar el avance de la COVID-19 y de colapso de la capacidad de procesamiento de las empresas de envíos.

Las trabajadoras de la oficina de reparaciones de Villa Clara recepcionan los dispositivos sin hacer demasiadas preguntas (ya están acostumbradas a las mismas quejas).

Los clientes que deseen solicitar una baja técnica deben ir una vez a mostrar que el equipo no tiene rota la pantalla ni tiene humedad en su interior, y que se encuentra dentro de los 3 meses de garantía; y luego vuelven a los 3 días para recoger el teléfono junto a un documento que lo certifica como “equipo defectuoso”. Se dirigen, entonces, a la tienda de Etecsa para que se les devuelva el dinero o se les cambie el celular por otro del mismo modelo.

A pesar de tratarse de modelo con años en el mercado tiene precios desorbitados

No obstante, muchos de los clientes que acuden a esta oficina deciden quedarse con el teléfono defectuoso, pues ya tienen ahí sus datos y sus archivos y, verdaderamente, no es que existan muchas más opciones para adquirir un teléfono celular en Cuba desde hace un año.

Muchas de las personas que compran ofertas en MLC en la isla lo hacen comprando primeramente la divisa extranjera a otra persona en el mercado negro, a través de transferencias de tarjeta a tarjeta y a una tasa de cambio de 1 USD por 48 o 50 CUP, el doble de la tasa cambiaria oficial que fijó el Gobierno cubano.

La persona que recoge los equipos recomienda a los usuarios que intenten cambiarlos en la tienda, dado que los teléfonos se venden actualmente a un precio muy elevado y esta es la única opción.

Otro motivo por el cual los compradores continúan utilizando el dispositivo defectuoso consiste en los precios exagerados en el mercado negro para equipos de menor gama, evidenciados en anuncios de plataformas como Revolico, donde pueden encontrarse ofertas de más de 200 USD por celulares con recepción 3G y móviles Samsung o Xiaomi en montos que alcanzan los 10 mil pesos.

Por su parte, no son pocos los reparadores de teléfonos en Santa Clara que han decidido comenzar a comprar dispositivos rotos o inoperables para utilizar las piezas como repuestos.

Uno de ellos, Osviel Águila, ratifica que las personas están desesperadas por teléfonos u otros dispositivos tecnológicos, además de comentar que a su taller llegan, en su mayoría, teléfonos cuya única solución es importar las piezas, arreglando problemas como fallos en la batería o en el táctil, que en este momento no se pueden reparar.

Entretanto, en la cola articulada a las afueras de la oficina comercial, una mujer propone a otros presentes que demanden el reintegro íntegro del pago en la tarjeta en vez de optar por un cambio de celular, porque la experiencia de una amiga cercana le demostró que, al parecer, era un lote de teléfonos mal comprado, que implicaría pura suerte si el teléfono ofrecido a cambio resultara funcional.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más