Home Crónica Roja Familiares de anciano canadiense asesinado el pasado año en La Habana piden...

Familiares de anciano canadiense asesinado el pasado año en La Habana piden respuestas al Gobierno cubano

John Panos fue un turista canadiense que falleció en diciembre pasado en Cuba, por lo que su familia se encuentra demandando respuestas sobre su muerte a las autoridades cubanas y las verdaderas circunstancias del suceso.

Su hija, Demi Panos, declaró al portal web CTV News London que la única información que tiene sobre el incidente es que el anciano murió de forma violenta y la causa de muerte decretada en el informe de la autopsia era la asfixia.

La familia, según el testimonio de la joven de 30 años de edad, ha acudido reiteradamente a pedir explicaciones a la oficina de Asuntos Globales de Canadá, pero solo les han informados que fueron detenidos 4 cubanos que, presuntamente, habían confesado su vínculo con el crimen. Aseguró que ya están frustrados e indignados por la falta de información sobre el asesinato.

Ellos solo exigen un cierre, algunas respuestas lógicas para acabar con la incertidumbre generada por este hecho ocurrido de forma tan extraña: identidad de los responsables, relación con Panos, motivo del asesinato, etc.

Mike Arntfield, un criminólogo, comentó que los visitantes extranjeros que van a Cuba tienen una expectativa equivocada sobre la seguridad que la policía cubana pudiera garantizarles.

Arntfield, quien es profesor de Western University, aseguró Cuba es “un estado policial”, en el que no se puede confiar en las fuerzas policiales y las mismas “no siguen los estándares modernos de adecuación”.

Una nota de prensa que publicó la oficina de Asuntos Globales de Canadá expuso que se le está brindando servicios consulares a la familia de Panos, que no está permitido difundir más información sobre las circunstancias debido a la Ley de Privacidad.

El cadáver de John Panos, quien fue propietario del reconocido restaurante londinense Seven Dwarf y del Wharncliffe Road, en Niágara, fue detectado en un apartamento cerca de La Habana, a la edad de 70 años.

Su hija dijo a los medios de prensa que están muy confundidos sobre lo que sucedió, algo que no cree que conocerán realmente.

Panos es el segundo turista canadiense que falleció en Cuba el pasado año, detrás de Antoinette Traboulsi, encontrada sin vida en una playa de Varadero, evidentemente violentada, tras lo que procedió una investigación criminal y fueron aprehendidos los sospechosos correspondientes.