lunes, abril 12, 2021
InicioActualidadSegún las leyes cubanas, no es delito escribir 'Patria y Vida' en...

Según las leyes cubanas, no es delito escribir ‘Patria y Vida’ en los billetes y los bancos cubanos están obligados a recibirlos

En Cuba ha circulado en los últimos días un audio donde una supuesta funcionaria advierte que los billetes donde esté escrita la frase “Patria y Vida” tendrán que ser guardados “debajo del colchón”, por su presunta ilegal e incapacidad para ser usados.

La compañera explicaba que la iniciativa de escribir ‘Patria y Vida’ en los billetes (pues el dinero no se puede quemar) estaba siendo contrastada por el Gobierno haciendo que ninguna institución los aceptara, logrando a su vez que se hicieran inutilizables, dado que ningún otro comercio (ni siquiera privado) lo aceptaría. La mujer recomendaba que la población se cerciorara bien de no adquirir ninguno de estos billetes por error.

Sin embargo, el Decreto-Ley 172 (publicado en la Gaceta Oficial Extraordinaria 4 de 1997) establece que el Banco Central de Cuba es el único responsable de retirar de circulación billetes y monedas metálicas gastados o deteriorados.

Además, la Resolución 65 de la Gaceta Oficial No.030 Ordinaria de 1998 dictamina que un billete escrito o dibujado es todo aquel que haya sido marcado con palabras, frases, lemas, consignas, oraciones o dibujos (en forma manuscrita, impresa, etc).

Esto significa que lo estipulado es que los billetes marcados dejen de ser circulantes mediante su canje por otros en buen estado (de la misma denominación).

Ariel Torres Collazo, director de Emisión y Valores del Banco Central de Cuba (BCC), declaró en la edición del día 7 de enero de 2016 del periódico Granma que las instituciones financieras que manipulan efectivo tienen la obligación de retirar esos billetes de la circulación en cuanto los reciban, mediante el procedimiento explicado anteriormente.

Añadió que la idea es que lo mencionado se complemente con la disciplina social, a lo que usuarios respondieron preguntando si se retirarían de circulación los billetes sobre los que los mismos trabajadores de los bancos escriben, dado que, aparentemente, es una costumbre que tienen los trabajadores y que será muy difícil de erradicar.

Ni el funcionario del BCC ni el Código Penal vigente reflejan la acción como delito, a menos que las autoridades prueben que las marcas en los billetes pretenden desestabilizar el orden político o causar daños al Banco Central de Cuba, lo que sería un atentado contra la Seguridad del Estado, delito mucho más grave.

Por ende, los negocios estatales y privados pueden mostrarse reticentes a la hora de recibir billetes con marcas de “Patria y Vida”, e incluso pueden negarse a aceptarlos, pero los bancos están obligados a recibirlos y canjearlos por otros en buen estado.

Mientras la incertidumbre no se aclare, el estrés de los cubanos se eleva, porque ya no solo es preocuparse por la comida y los productos básicos encarecidos, sino por el riesgo de no poder usar o cambiar un billete por ostentar la marca que pone nerviosos a los que mandan.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas