sábado, mayo 8, 2021
InicioActualidadGobierno cubano reconoce que el pasado año, solo en la provincia de...

Gobierno cubano reconoce que el pasado año, solo en la provincia de Camagüey, se le murieron más de 40 mil vacas por “desnutrición”

El diario Adelante informó que más de 41.000 vacas fallecieron en Camagüey en el año 2020, y la causa de muerte en la mayoría de ellas fue desnutrición.

Este parte fue dado en el pleno del Partido Comunista de la provincia, donde también se supo que esta causa de defunción fue la que generó mayor afectación económica, más que el hurto o el sacrificio de reses.

Como consecuencia de esto y de la baja natalidad vacuna, la cabaña ganadera del territorio fue reducido en 5.982 vacas. Por supuesto, esto resultó en un déficit de 11 millones de litros de leche y en el incumplimiento del plan de producción de carne.

En la mencionada comparecencia, se identificaron como causantes “objetivos y subjetivos” los problemas genéticos de las cabezas de ganado, además de cuestiones de gestión y de insuficiente agua y alimento.

La nota del periódico, ante el acuerdo tomado en la reunión de “lograr una mayor influencia de las organizaciones de base del Partido” en el tratamiento de la situación, no pudo explicar de qué forma influyen las estructuras del Partado Comunista en la alimentación y la salud del ganado.

Se abordó también la necesidad de incrementar la inseminación artificial y de cultivar plantas que sirvan como alimentos para estos animales.

El primer secretario de este organismo en Camagüey, Ariel Santana Santiesteban, aseguró que es la industria ganadera cubana la que puede prosperar sin necesidad de incrementar importaciones.

Santana invitó a “analizar críticamente el tema e implementar acciones para transformar esa realidad”, de donde surgió el irrevocable compromiso de los “cuadros, tanto administrativos como partidistas”.

Durante el discurso político-ideológico no se mencionan las más de 41 mil reses muertas por desnutrición, problema que afecta directamente a la población y que ni los dirigentes ni los medios abordan sin tapujos o eufemismos para encubrir una pésima gestión y una crisis de alimentos que cada vez se asemeja más a la sufrida en pleno Período Especial.

Las vacas muertas hubieran podido generar más de 13 millones de kilos de carne, si se considera que una res bien alimentada llega a pesar entre 550 y 600 kilos y que rinde entre un 58% y 60% para la producción de carne.

Mientras, en el escenario de la producción láctea, las cabezas perdidas habrían alcanzado 1 millón 230 mil litros de leche de abastecimiento diario, un equivalente a dos vasos de leche cada día para los niños cubanos, tomando en cuenta que la media de la producción a la jornada es de 30 litros de leche por res.

Las cuentas son claras: el modelo productivo de la ganadería camagüeyana y, por ende, de la nacional, muestra síntomas inequívocos de inefectividad; conclusión que, no por cierta, deja de ser dolorosa.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram