viernes, septiembre 17, 2021
InicioActualidadCientos de quintales de tomate se pierden en un campo de Sancti...

Cientos de quintales de tomate se pierden en un campo de Sancti Spíritus porque el Gobierno ahora no quiere pagarle a los campesinos a quienes se los encargó

Según una serie de denuncias realizadas recientemente por unos productores del municipio Cabaiguán, Sancti Spíritus, la empresa estatal Acopio no quiere recibir ni pagar por los 400 quintales de tomates (perfectamente aptos para el consumo humano) que encargó, por lo que se desecharán pronto.

Yamilé Bombino Hernández, una de las agricultoras afectadas por el ‘malentendido’, alegó desde su muro de Facebook que los tomates están almacenados actualmente en una de las fincas de los respectivos productores y que la notificación sobre la recogida de los tomates fue entregada a ambos presidentes de las cooperativas hace más de una semana, pero se continúa sin hallar o informar sobre un destino o solución al problema.

Denuncia publicada en Facebook

No solo estos cubanos se quedarán sin recibir la remuneración correspondiente por un trabajo que se les fue encargado con meses de antelación y que llevaron a cabo con gran esfuerzo, sino que también se perderá esa gran cantidad de comestibles en perfecto estado, en medio de una severa crisis de escasez y desabastecimiento de alimentos en el país.

Todos los damnificados aseguraron que este desperdicio de comida no es justo para nadie y que se encuentran desesperados por encontrar un remedio viable.

También señalaron que contactaron y plantearon su problemática al secretario del Partido de Cabaiguán, al director de Bienes y Consumo, al subdelegado de la Agricultura provincial y al presidente del Gobierno, pero solo este último respondió a su consulta, recomendándoles que vendieran el producto a la industria nacional, lo que implicaría que sería pagado a un precio mucho menor al que habían acordado con Acopio: la libra pasaría de costar 5.20 CUP a 2.60 CUP.

Añadieron que no resulta verdaderamente justo el hecho de que estos productores terminen perjudicados por negligencias y deficiencias de esta compañía cuando llevan meses trabajando en la encomienda, han cumplido siempre con todas las entregas al estado y realizan donaciones mensuales a las casas de niños sin amparo familiar y a otros proyectos de caridad y de bienestar social.

Aseguraron que quedan unas 200 cajas para recoger y ya parte del cargamento ha empezado la etapa de descomposición. Entre los campesinos que están reclamando se encuentra Emidio Pérez, propietario de esa tierra.

https://www.facebook.com/yamile.bombino.5/posts/290352839373867?__cft__[0]=AZW-rHw77y4mPjPd37a1jwnra6LSSjM4rmlg7V3-mv9qY81D0ml8K3PhEtQlW2BzpEcKrOzCa2gz9OyAK1o2zKWEhUyAO46ACxc4R1HhXM7qtONiJbqcu4Q-4J-fpehdAMi4dYzo3b7EOY2vGpooKGzz&__tn__=%2CO%2CP-R

Otro campesino denunció el 1 de abril que sufrió pérdidas en marzo relativas a una cosecha de 1.300 coles debido a que Acopio no tenía fuerza de trabajo para procesarla.

Un trabajador de la Cooperativa Pedro y Bienvenido en el municipio Minas, Pinar del Río llamado Héctor González comentó que el malgasto de las coles se derivaron de una falla burocrática.

La empresa Acopio, que pertenece al consejo popular de Sumidero, rehusó el recibimiento de la carga y no asumió la responsabilidad por la pérdida, en medio una pésima situación de escasez para la isla.

A la denuncia de Bombino sobre el panorama que enfrentan los tomates, muchos usuarios reaccionaron en Facebook.

Un internauta relató con la situación con la que lidia, en la que el gobierno de Cabaiguán proclama que la industria funciona correctamente, pero la producción del municipio es mínima. Achacó las culpas al bloqueo interno que paraliza el país desde hace 62 años, caracterizado por una mala gestión de las empresas y la implementación de leyes que solo sirven para atrasar el sistema.

Otra usuaria resaltó que el puré de tomate está tan caro y solo se encuentra en tiendas en MLC y aún así las autoridades permiten ese malgaste de materia prima, por lo que apuntó que los carretilleros, tan criticados por el Estado, “jamás le hubiesen quedado mal a ese campesino”.

Otro precisó que la necesidad urgente consisten en permitir el comercio libre de productos agrícolas, pues todo seguirá de la misma forma en que se desarrolla ahora mientras continúen las incautaciones y las arbitrariedades. Continuó alegando que cuando existen trabas para obstaculizar la libre comercialización, siguen los productos agrícolas esperando la recogida oficial, y los trabajadores por cuenta propia, entretanto, limitándose a la hora de comprar por miedo a ser acusados con cargos de acaparamiento. En fin: el productor pierde, el Estado no gana, el cuentapropista se queda en las mismas, los precios suben y la escasez de alimentos continúa.

El país se encuentra en medio de una de las peores crisis alimentarias de las últimas décadas, y estas situaciones no dejen de sorprender pese a su frecuencia, para luego ser justificadas por funcionarios aludiendo al embargo norteamericano al país.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram