lunes, abril 12, 2021
InicioCrónica RojaDos afroamericanos enfrentan cadena perpetua en Estados Unidos por asesinar a balazos...

Dos afroamericanos enfrentan cadena perpetua en Estados Unidos por asesinar a balazos a un cubano en Miami

Dos afroamericanos del sur de Florida están enfrentando cadenas perpetuas, luego de declararse culpables del asesinato del cubano Lester Santana Hernández en el año 2018, luego de haberlo citado a una vivienda abandonada en la ciudad de Miami Lakes, donde supuestamente iría a realizar un trabajo de plomería.

Jamal Lamar Head y Keon Travy Glanton, ambos de 35 años de edad, se presentaron el día de ayer frente a un Tribunal Federal en Fort Lauderdale, acusados por los delitos de robo de vehículos con resultado de muerte, conspiración para cometer un robo y disparo de un arma de fuego para promover un delito violento.

Según el Departamento de Justicia, tanto Head como Glanton podrían enfrentar condenas de cadena perpetua, luego que se declararán culpables ante un juez de distrito de los Estados Unidos y deben recibir el resultado de sus sentencias entre los meses de julio y agosto de este año.

Los acusados citaron a Santana Hernández a través de una compañía que prestaba servicios de plomería, la cual envió a la víctima, de 37 años, a una casa en Miami Lakes, donde lo esperaban para asaltarlo, robarle sus pertenencias y el vehículo que conducía.

Sin embargo, la situación de salió de control. Head forzó al cubano a punta de pistola para que entrara en la parte trasera de un automóvil que habían rentado, mientras su cómplice aprovechaba para robarse la camioneta de plomería de la víctima.

Aunque Santana Hernández trató de luchar contra Head, este le propinó un primer disparo en el pecho y luego dos en el abdomen, para terminar estrellando el coche contra un árbol, según los documentos oficiales de la policía.

Los dos acusados se dieron a la fuga, tras prenderle fuego a la camioneta del cubano.

Cuando los paramédicos llegaron al lugar de los hechos, específicamente a la avenida 89 del noroeste, cerca de la calle 146, encontraron el cuerpo de Santana Hernández, quien fue declarado muerto en la escena, en el asiento trasero del vehículo de Head.

Las autoridades determinaron que la causa de la muerte del cubano fue la pérdida de sangre de las tres heridas de bala recibidas.

Lester Santana Hernández era natura de Camajuaní y vivía desde hace varios años en Estados Unidos, a donde viajó para reunirse con su esposa, Lyusmila Treto Triana, y su hijo.

“Pensé que había tenido un accidente, pero nunca pensé que me lo habían matado”, dijo la esposa en una entrevista concedida a Telemundo51 a raíz de los hechos. “Estaba esperando que llegara, pero nunca llegó. Estuve hasta las tres de la mañana marcándole el teléfono, pero yo ya sabía que algo malo le había pasado”, sostuvo.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas