jueves, diciembre 9, 2021
InicioCuba CuriosaRoberto Batista, hijo de Fulgencio Batista, confiesa que uno de los errores...

Roberto Batista, hijo de Fulgencio Batista, confiesa que uno de los errores más grandes cometidos por su padre fue liberar a Fidel Castro de la prisión en el año 1956

Roberto Batista, abogado nacido en Nueva York (1947) e hijo de Fulgencio Batista, nunca se dedicó antes a escribir un libro autobiográfico porque no pensó que a nadie le interesaría su experiencia, pero su apellido es uno de los más importantes de la historia de Cuba y su testimonio podría llegar a resolver muchísimas dudas, pues la imagen que se tiene en Cuba sobre el dictador es demasiado parcializada por la influencia del Gobierno castrista. Escribió al final el libro «Hijo de Batista (Verbum)».

Roberto defendió desde su texto a su padre como un ser humano capaz de cometer errores, pero con muchas virtudes, a quien pide un juicio justo. Dijo que su padre es recordado como un vil dictador debido a los textos constitucionales, pues es ahí «donde se demuestra la madurez política de los pueblos».

Se refirió a que él fue protagonista de su propia «tragedia griega», disfrutando de «una extraordinaria figura paterna» que cometió el gran error de estropear todo lo que había alcanzado (escalando desde la humildad hasta la riqueza) «al hacerse ilegítimamente con el poder».

Fulgencio Batista y su hijos en el despacho presidencial del Palacio de los Presidentes

Para Roberto Batista los dos grandes errores de su padre, y los únicos que cree que deben tenerse en cuenta a la hora de escribir la historia de Cuba, fueron el golpe de Estado que protagonizó el 10 de marzo de 1952, y luego haber dado la libertad a Fidel Castro, mientras se encontraba preso en el Presidio Modelo de Isla de Pinos en el año 1956, tras el fallido asalto al Cuartel Moncada.

Dejó claro en el libro que no hablaba de esos temas con Fulgencio, pese a que este falleció cuando Roberto ya tenía 26 años, pues aseguró que sufrió un shock traumático en la noche del 30 de diciembre de 1958 (cuando huyó de Cuba) que le impidió hablar del tema o de cualquier tema relacionado con la isla hasta el año 1998. Admitió que su padre sí deseaba conversar con él sobre estos temas con frecuencia, pero él nunca respondía.

Sí reconoció que la administración de Batista Sr. convirtió a Cuba en la 3ra potencia económica del continente americano en aquel entonces. Confesó que su padre les había aclarado que los libros que había escrito en el exilio estaba destinados a recoger verdades y hechos históricos, basados en estadísticas internacionales y demás regulaciones.

Fulgencio Batista y su hijo Roberto en Aeropuerto José Martí en 1956

Roberto alegó que, para él, el Gobierno de Batista tuvo una primera etapa donde fue un dictador con poder absoluto (del 52 al 54), y la segunda etapa donde fue electo presidente, restableció la Constitución de 1940 y permitió la membresía de los senadores y representantes de la oposición en las Cámaras de poder.

Aseguró que para él solo era un padre cariñoso, devoto y comprensivo, quien también «traspasó los límites de lo que constitucionalmente le estaba permitido».

Alegó que para entender la decisión de su padre de dar un golpe de Estado en 1952, es necesario tener en cuenta que para ese momento Cuba se veía sumergida en un caos político, militar, económico y social.

Afirmó que la figura pública de Fulgencio está formada en un 80% por las mentiras de la propaganda castrista, pues aseguró que Batista no tuvo nada que ver con la mafia en ningún momento de su mandato y que se han conseguido pruebas al respecto en estudios de universidades de prestigio, y que la gran película El padrino ha apoyado muchísimo a la concepción de esta imagen.

Según Roberto, el Gobierno de Batista tuvo una primera etapa donde fue un dictador con poder absoluto

No dijo que fuera perfecto, pero defendió que lo que se piensa de él, no es la verdad en muchos casos. Era un hombre muy didáctico y noble.

Agregó, indignado, que aquellos que daban homenajes a su padre en La Habana, luego se encontraban con su madre en el ascensor de un hotel de Nueva York y no la saludaban.

Señaló que le resultó muy doloroso tener que verbalizar traumas de juventud como lo hace en el libro.

Estudiando en la universidad, en Madrid, dijo que no era un estudiante normal y corriente, pues llevaba un apellido político que además resultó muy falseado, aunque tuvo que recalcar en la Universidad Complutense hizo muy buenos amigos, que tenían la sensibilidad y el respeto de no tocar el tema de Cuba, que a veces provocaba reminiscencias amargas.

Tuvo que renunciar a su nacionalidad estadounidense para evitar ir a Vietnam, en 1966, lo que recalcó fue muy doloroso, y por ello fue apátrida durante muchos años, hasta 1975, cuando recuperó brevemente su estado de ciudadano cubano, que en 1985 cambió por el español.

Fulgencio Batista con políticos y empresarios en el palacio presidencial en 1958

Fulgencio Batista, aunque se repita por parte de propaganda del Gobierno cubano que fue un títere norteamericano, nunca obtuvo el visado de dicho país, por lo que su hijo confesó que él sufrió cuando se dio cuenta de que no le prestaban el respeto que merecía

Resaltó que, aunque no es politólogo, sigue de cerca la realidad política cubana y el exilio actual tiene tendencias muy encontradas, por lo que no cree que sea una fuerza política lo suficientemente importante como para lograr un cambio en Cuba. Por tanto, dijo que confía en que las nuevas generaciones cubanas tengan el valor para llevar a cabo una reforma en Cuba, como los integrantes del Movimiento San Isidro.

Afirmó que solo los tontos siguen creyendo en los beneficios del comunismo, después de 62 años que únicamente han traído miseria y poco respeto hacia los demás.

Concluyó asegurando que solo volvería a la isla si se respetan los derechos humanos y haya una Constitución liberal basada en principios democráticos, con su separación de poderes, en ejecutivo, legislativo y judicial. Porque sí: está deseando hacerlo, y sus hijos también, pero el momento no lo amerita.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas