sábado, mayo 8, 2021
InicioCuba CuriosaLos diez pueblos mágicos que no debes dejar de visitar en Cuba

Los diez pueblos mágicos que no debes dejar de visitar en Cuba

Muchos pensarían que todos los pueblos de Cuba son iguales: típicas callejuelas de adoquines o tierra, plaza central, iglesia, casitas coloniales, etc. Pero, en realidad, cada recoveco rural cubano alberga preciosas historias, tradiciones, monumentos, gastronomía, y magnífica geografía.

Aquí presentamos los 10 pueblos cubanos más asombrosos, los que, sin lugar a dudas, dejarán un increíble impacto positivo en todo aquel que los visite.

Viñales

El pueblo de Viñales se halla en la occidental provincia de Pinar del Río, colmado por una espesa, agradable y endémica vegetación digna de contemplar, como sus emblemáticos mogotes. Incluye al Parque Nacional Valle de Viñales y Paisaje Cultural de la Humanidad. Pese a que se han encontrado rastros de la presencia aborigen en algunos de sus parajes, los primeros asentamientos registrados datan de inicios del siglo XIX, cuando se convirtió en el principal polo para el cultivo del tabaco en la isla. Fue fundado oficialmente en 1878, y entre sus principales atractivos desde el ámbito histórico se encuentran el Museo Municipal, el Museo Paleontológico o el Jardín Botánico local. Ya en el valle, se encuentran plantaciones de tabaco, fábricas artesanales de puros y ron, fincas de campesinos, excursiones a la Gran Caverna de Santo Tomás y la Cueva del Indio, recorridos a caballo, degustaciones de comida criolla; todo rodeado por un verdor como ninguno.

Viñales

Guanabacoa

Guanabacoa constituye uno de los municipios más antiguos de la capital cubana, y gran parte de él aún se conserva como el poblado colonial que se fundó en el siglo XVI. Su nombre oficial es “Nuestra Señora de la Asunción de Guanabacoa”, bautizada así en su fundación en 1554. Fue capital de la colonia de forma transitoria un año después. Recibió el escudo de armas en 1743, pero su verdadero protagonismo se dio cuando su alcalde, Pepe Antonio, lideró la defensa de La Habana en agosto de 1762, cuando los ingleses ocuparon la ciudad. Es un poblado tan antiguo y bien cuidado que alberga muchas edificaciones declaradas como Monumento Nacional.

Su más icónico rasgo, definitivamente, es el sincretismo religioso de las culturas afrocubanas que conserva. Celebra fiestas por la Virgen María y por diversas deidades de las religiones africanas. Ha sido cuna de una increíble cantidad de figuras de importancia para el país y para el mundo, como Rita Montaner, Ignacio Villa, Bola de Nieve y Ernesto Lecuona. Se deberían visitar la plaza José Martí, la casa de Bola de Nieve, el Colegio de los Escolapios, los Manantiales de La Cotorra, la Ermita de Potosí, el Convento de Santo Domingo y la Iglesia Parroquial Mayor Nuestra Señora de la Asunción.

Guanabacoa

Bejucal

El conocido poblado de Bejucal, realmente llamado “Felipe y Santiago del Bejucal”, se extiende por el sur de La Habana, actualmente perteneciente a Mayabeque. Fue primeramente la hacienda del capitán español Juan Núñez de Castilla. El pueblo fue fundado en 1714 por orden de esta figura. El primer tramo de ferrocarril construido en Cuba y en el continente americano se hizo aquí, para unir a la capital con este pueblo en 1837. Aquí yace el Museo Ferroviario más antiguo del continente. Alberga algunas de la fiestas populares más atractivas y opulenta de la isla por nochebuena.

Bejucal

Hershey

El poblado de Hershey se halla al oeste de La Habana, en la joven provincia de Mayabeque. Su nombre se debe a las confituras de chocolate Hershey, pues su dueño fue el dueño del central homónimo de 1918 a 1946. El ingenio y el pueblo anexado garantizaban el azúcar que Milton Hershey necesitaba para la compañía de dulces. El famoso tren eléctrico de Hershey (el único de Cuba) también fue obra de este señor, quien lo mandó a instalar para anexar la localidad con la capital.

El poblado es tranquilo y conserva su arquitectura original, y los Jardines de Hershey son un complejo turístico muy cerca de allí, ideal para pasar un día en familia de naturaleza y parrillada.

Hershey

Remedios

La provincia de Villa Clara, en el centro del país, atrae a muchos visitantes por una de sus joyitas: Remedios. “San Juan de los Remedios” fue el 3er asentamiento español en la isla y se convirtió luego en la “Octava Villa” de la colonización española. Conserva la Plaza Isabel II, donde se hallan dos iglesias (Nuestra Señora del Buen Viaje y la Parroquial Mayor de San Juan Bautista), por lo que es única de su tipo en el país. Estos templos aún resguardan piezas de gran valor patrimonial.

En Remedios se celebran un sinnúmero de fiestas populares, como las Ferias de San Juan dos veces al año (24 de junio y 29 de agosto), conmemorando el nacimiento y la muerte de San Juan Bautista. Sin embargo, la existencia de Remedios actualmente gira en torno a su fiesta más prominente: las Parrandas homónimas, que se celebran entre el 16 y el 24 de diciembre. Al igual que Bejucal, el pueblo se divide en dos grupos que compiten por el espectáculo más original, que abarca la decoración de la plaza, las carrozas y los fuegos artificiales.

Remedios

Caibarién

Al norte de la provincia de Villa Clara, Caibarién recibe con olor a mar, siendo uno de los pueblos de pescadores más jóvenes de la isla, por lo que ahí se pueden degustar excelentes mariscos y pescados. Comenzó a ser conocida como “La Villa Blanca”, con luminarias esplendorosas en las esquinas de sus calles rectas y anchas de norte a sur. Caibarién ofrece festivales acuáticos en el verano, una amplio Malecón para pasear y hermosas playas. También es singular por las visitas que se pueden hacer al Museo de la Agroindustria Azucarera Marcelo Salado, que fuera en su momento el más grande central azucarero de la región.

Caibarién

Trinidad

Trinidad es un hermoso pueblo, cuya fundación data de 1514, el cual ha sido bautizado como la “Ciudad Museo” y constituye, sin dudas, uno de los puntos turísticos más populares de la isla gracias a la preservación de su arquitectura española original, que incluye casas de puntal alto y patios interiores decorados, palacetes, impresionantes iglesias, calles adoquinadas y estrechas, plazas y plazuelas. El pueblo es sede de fiestas que forman parte de la tradición ibérica, como La Candelaria y San Blas, en febrero, La Cruz de Mayo y el Carnaval de San Juan, en junio. Los distintos festejos involucran disfraces, procesiones, bailes y comparsas. A unos kilómetros se encuentra la playa de Ancón y el Valle de los Ingenios, de gran valor patrimonial.

Trinidad

Gibara

Gibara, a unos 30 kilómetros de la urbe holguinera, y con gran trasfondo histórico desde épocas coloniales, conserva aún restos de su arquitectura de defensa militar. Hermosos parques y fachadas muy preservadas saludan al visitante cuando camina por el casco histórico del poblado, el cual alberga también museos de arte, aunque se conozca principalmente por ser sede del Festival de Cine de Gibara, segundo más importante de Cuba.

Gibara

Manzanillo

La ciudad de Manzanillo está impregnada de exotismo, también conocida como “La Novia del Guacanayabo”. Los restos del ingenio La Demajagua, donde iniciaron las luchas de independencia cubana, se encuentran a solo 15 kilómetros del pueblo. En la ciudad, donde nació el son, se puede disfrutar de música tradicional cubana todo el día y toda la noche, a la vez de deleitarse con la estética de su arquitectura, donde confluyen el estilo colonial y el ecléctico.

Manzanillo

Baracoa

Baracoa se erigió como la primera villa fundada por los españoles en todo el continente. Ahora, comparte tradiciones autóctonas como el “nengón”. Su gastronomía, rica en productos como el café, el cacao y el coco, ofrece platillos típicos como el bacán, que consiste en una masa de plátano rayado, leche de coco y chicharrones cocinada dentro de una hoja de plátano; así como también está el “cucurucho”, un dulce de coco dentro de un cono hecho de yagua de palma real. Una arquitectura colonial distinguible se entremezcla con exóticos ríos, montañas y playas. El visitante puede llegar a confundirse con las mentiras piadosas, como la del Río Miel por el que corre agua cristalina, la de un Yunque que es en realidad una montaña, la de una Farola que es una carretera, y la de una Bella Durmiente, que también lo es.

Baracoa


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram