InicioActualidadTodas las empresas "no indispensables" suspenderán sus labores en Cuba para "ahorrar...

Todas las empresas «no indispensables» suspenderán sus labores en Cuba para «ahorrar electricidad» y evitar los temidos apagones

Las autoridades cubanas, luego de los cientos de denuncias en los últimos días por apagones eléctricos (prolongados, frecuentes y masivos), explicaron este viernes que los cortes están causados por roturas en plantas de Matanzas y La Habana, y que ya están tratando de enmendarlas.

Responsables del Ministerio de Energía y Minas anunciaron en la Mesa Redonda del viernes que es posible que los apagones se incrementen durante el fin de semana, por lo que se ha tomado la drástica medida de interrumpir el trabajo en las empresas e instituciones estatales «que no den servicios indispensables a la población».

Sin embargo, la Unión Eléctrica de Cuba (UNE) nunca dio una información clara sobre la situación antes de la emisión del programa.

Medios independientes de prensa se dedicaron a indagar sobre el caso y pedir explicaciones a la empresa. Una operadora del número de atención al cliente informó en la mañana del viernes que los apagones se debían a una «afectación por una deficiencia en la demanda de poder para el servicio de electricidad», y cuando se le preguntó directamente si se trataba de insuficiencia de petróleo para producir electricidad, la compañera colgó el teléfono.

Un ejecutivo de la UNE declaró anónimamente a la prensa independiente que su empresa no cuenta con la capacidad para producir la electricidad que el país entero necesita, por lo que el problema no es el combustible, sino la capacidad.

Ningún medio oficial trató el tema hasta que el Ministerio correspondiente se presentó en el programa televisivo estatal a dar explicaciones, mientras las denuncias por apagones se multiplicaban exponencialmente a lo largo y ancho del país.

Vecinos de Colón (Matanzas) reportaron que los apagones intermitentes en los últimos 3 días han durando entre 1 y 6 horas. Las ciudades de Cárdenas, Holguín, Santiago de Cuba y Pinar del Río también registraron cortes eléctricos.

El hashtag #reportoApagonCuba se ha viralizado en redes sociales gracias a las denuncias de la población.

Usuarios se mostraron indignados y temerosos de que la crisis llegue a tornarse como la de los años 90, durante el llamado «Período Especial».

El periodista independiente Osmel Ramírez Álvarez reportó que llevaba 3 días almorzando mangos porque en Mayarí (Holguín) cortaron la electricidad a esa hora durante esas jornadas, y todos los residentes en ese municipio (y en la mayoría de los pueblos y municipios rurales del país) cocinan con equipos eléctricos únicamente porque allí no venden gas licuado.

Luego de que varios usuarios de Artemisa hayan presentado quejas debido a las interrupciones del servicio eléctrico este viernes, la prensa local escribió que las fallas eran provocadas por el déficit de generación. Incluso cuando funcionarios de la empresa eléctrica precisaron que en estos casos el servicio se restablece luego de 3 o 4 horas y que resulta imposible notificar sobre ellos, los comentarios de la publicación alegaban que desde hace varios días vienen sucediendo y que los cortes pueden llegar a durar 8 horas.

La Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía impulsó la campaña «Ahorra ahora» para reducir el consumo descomunal, fenómeno comprensible durante el confinamiento, donde se disparó el uso de electrodomésticos en los hogares.

El director de la Empresa Eléctrica de La Habana esclareció que tal consumo genera roturas que perfectamente se podrían evitar si tan solo la población fuera más consciente sobre el uso racional de energía.

La carencia de combustible ya es un problema crónico para la isla, llegando a reducir el transporte público y las jornadas de trabajo en oficinas del Estado, así como falta de suministro en gasolineras. Pero la pandemia del coronavirus, las sanciones del Gobierno estadounidense y otras muchas trabas han hundido las finanzas de la isla al punto de que hay escasez de agua, energía eléctrica, divisas, alimentos, utensilios básicos, productos de aseo, medicamentos, harina, y la lista sigue.

Finalizando el 2020, la empresa eléctrica admitió no haber podido asegurar la producción de paneles fotovoltaicos para disponer en la red de comercio minorista para la venta a la población.

La demanda de generación eléctrica a partir de la energía solar y eólica se disparó ante el aumento de la tarifa eléctrica, pero los equipos que permiten garantizar soluciones para el reclamo no se comercializan actualmente para el sector residencial ni por cuenta propia, además de conllevar aranceles para su importación.

Liván Arronte Cruz, titular de Energía y Minas, dijo en comparecencia televisiva que el 95% de los kilowatts hora que precisa el país son producidos a partir de combustibles fósiles, pero más de la mitad del combustible empleado para la generación de electricidad es importado, adquirido a altísimos precios sin contar costos de fletes y seguros.

La idea gubernamental es modificar su matriz energética para el año 2030, con objetivo de que el 2% de la energía del país  provenga de fuentes renovables.

Los envíos de petróleo de Venezuela han mermado en el último quinquenio debido a su propia crisis económica, lo que reduce la generación en la isla, 50% de la cual se produce gracias a dichos subsidios en las ocho termoeléctricas cubanas que se mantienen en funcionamiento.

Fuente14ymedio
Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas