InicioActualidadEn Santa Clara, los cubanos tienen que acudir a los "pozos benditos"...

En Santa Clara, los cubanos tienen que acudir a los «pozos benditos» de las iglesias para poder abastecerse de agua potable para sus hogares

Unos 10 santaclareños esperaban en la Iglesia del Buen Viaje antes de que abriera la sede del Obispado de Santa Clara, cargando con carretillas y sacos con pomos y cubos vacíos, ansiosos por adquirir agua limpia en el patio, donde cuelga un cartel que dice: “Servicio de agua de 7:00 A.M. a 7:00 P.M.”.

Aún cuando el servicio abarca 12 horas de prestaciones, el hecho de que la mayoría de los habitantes de la ciudad recurren al mismo sitio para el mismo propósito lo vuelve insuficiente. La Iglesia Bautista también ha estado prestando el mismo servicio.

Un señor que por allí pasó explicaba que en esas sedes religiosas siempre han dejado que transeúntes carguen agua cuando quieran, pero el problema con el abastecimiento del preciado líquido en la ciudad se ha afectado considerablemente en las últimas semanas y esto ha provocado gran concurrencia.

La Iglesia Bautista pone a disposición su pozo para que las personas llenen de agua sus vasijas.

Rosa Machado cuenta que el agua que entra a los domicilios por las tuberías no se puede beber; a veces llega de color marrón y con gran mal olor.

El portal Soy Villa Clara informa que los contratos para el almacenamiento de las aguas de los ríos Agabama y Gramal se firmaron entre los años 1914 y 1918. El mismo servicio es el que se mantiene hasta el actualidad.

Vecinos de los repartos más alejados buscan vehículos para llegarse a las casas religiosas para abastecerse.

El consumo per cápita se ha incrementado en los hogares desde el inicio del confinamiento, pero el conflicto respecto al tema precede a este período. El portal afirma que los residentes de repartos como Dovarganes o Santa Catalina han mantenido el abastecimiento por pipas, y de esta forma se aprovisionan más de 25.000 personas, de acuerdo con datos publicados en el diario Granma. Sin embargo, las autoridades provinciales han admitido la pérdida de más del 45 % del agua que se bombea debido a averías y tuberías deterioradas.

Santaclareños se abastecen de agua en el pozo de la Iglesia del Buen Viaje

Ricardo Martínez, de Santa Clara, llenaba en el antiguo pozo en el parque El Carmen, una de las áreas damnificadas gravemente por la situación, pero lo clausuraron, como hicieron con otros, alegando agua contaminada por lo que la gente acude a las iglesias para abastecerse.

Una joven santaclareña de 18 años, Melisa, vive en las proximidades del Sandino, relata que sus padres se pelearon con los vecinos porque el pozo no alcanzaba para ambos domicilios y, por ende, ella llega a la iglesia hasta que pueden construir su propio pozo.

Vecinos se trasladan en motorinas o bicicletas para cargar agua potable

La construcción del almacenamiento de agua en el servicio por cuenta propia, según Melisa, ronda los 20.000 CUP sin tener en cuenta la turbina y las tuberías plásticas. La marca Ciego Montero de agua potable es, paradójicamente, el único producto a la venta en las pocas unidades comerciales en pesos cubanos.

FuenteCubanet
Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas