InicioActualidad¿Pero esto qué cosa es? Gobierno cubano ahora dice que también la...

¿Pero esto qué cosa es? Gobierno cubano ahora dice que también la escasez de viviendas en la isla es culpa del embargo de Estados Unidos

Ya es costumbre que el Gobierno cubano aproveche cualquier oportunidad para protestar por el embargo económico de Estados Unidos contra la isla, pero asegurar que este tiene la culpa por el severo déficit de viviendas que existe en el país ya es demasiado. También lo acusó de ser responsable por los problemas de construcción de escuelas, hospitales y demás infraestructuras imprescindibles para el desarrollo y bienestar de la población de un país.

Las autoridades de la isla presentaron el “Informe sobre el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, en el que se estima que el Gobierno perdió más de 18 millones de dólares en lo respectivo al sector de la construcción entre abril y diciembre de 2020.

De acuerdo con lo expuesto en el apartado “Afectaciones al sector de la construcción”, se llegó a la conclusión de que este (específicamente, lo relacionado a la construcción de viviendas) constituye uno de los renglones cubanos más afectados por el embargo.

Las autoridades del Ministerio de la Construcción (MICONS) alegaron en el documento que las limitaciones que provee el embargo para que Cuba acceda a «tecnologías constructivas más eficientes, ligeras, y de mayores rendimientos», provocaron la pérdida de 12,2 millones de dólares en «terminación de los edificios de más de 2 plantas, así como los rehabilitados y los sometidos a conservación».

También se calcularon pérdidas de más de 5,4 millones de dólares por concepto de imposibilidad de la isla para exportar bienes.

Se alegó que, además de las restricciones para recibir ingresos por exportaciones, se deben hacer significativos gastos y esfuerzos adicionales para el flete de entidades y contratación de servicios de empresas exportadoras e importadoras para rodear las legislaciones estadounidenses.

Otras instituciones cubanas regidas por el MICONS también reportaron pérdidas por “la imposibilidad de utilizar el dólar estadounidense en las transacciones comerciales y financieras cubanas con el exterior”.

El “desarrollo de los procesos constructivos” también se ha visto afectado, según el informe, por interrupciones de las telecomunicaciones que no permiten “realizar búsquedas de ciertas informaciones y descargas de software de código abierto”, obstáculos referentes a las tareas a cargo de la Empresa de Informática y Automatización para la Construcción.

El informe entero achaca las culpas al embargo estadounidense contra Cuba, dejando el ejercicio autocrítico brillando por su ausencia.

La prensa estatal, además, se une a la falta de reflexión crítica sobre la situación. El diario Tribuna de la Habana señaló que, si no fuera por el embargo, la construcción se hubiera erigido como «locomotora del desarrollo económico en Cuba».

Pars Tribuna, los vínculos comerciales se afectan por el “bloqueo de la potencia más poderosa del planeta”, pero no hace referencia a los impagos cubanos hacia socios como Rusia o China, o por los miembros del Club de Paris, condonados todos pero superados por nuevos créditos, también dejados dentro de la categoría de deudas.

El medio tampoco hizo hincapié en la inversión turística dentro de los «servicios empresariales, actividad inmobiliaria y de alquiler», algo que ha sido criticado por muchos al priorizar la construcción de hoteles y servicios turísticos en medio de la escasez más radical de las últimas dos décadas. Eso por dejar a un lado gastos absurdos como el proyecto de la bandera de hormigón frente a la embajada de Estados Unidos.

Un enfoque realista no parece ser algo que el Gobierno cubano pueda afrontar con seriedad: cuando llega a reconocer el problema, deja a un lado las principales causas, que en gran parte tienen que ver con la autogestión. Para las autoridades del país, el cumplimiento de la Agenda 2030 en la isla ve su mayor traba en «el bloqueo estadounidense», y seguirán repitiéndolo hasta que todos lo crean.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas