InicioActualidadAutoridades sanitarias cubanas dicen que no esperan que los candidatos vacunales que...

Autoridades sanitarias cubanas dicen que no esperan que los candidatos vacunales que se están aplicando «superen el 50 por ciento de eficacia»

Los dos candidatos vacunales contra el coronavirus que van a la delantera, actualmente en medio de la tercera y última etapa de ensayos, constituyen la apuesta de las autoridades sanitarias de la isla para superar la situación epidemiológica, con estimaciones de poder superar el 50% de eficacia con base en los resultados de las fases que se desarrollan.

El presidente del grupo estatal de empresas de la industria biofarmacéutica, BioCubaFarma, Eduardo Martínez, declaró este miércoles que un núnero mayor al 90% de los voluntarios de Fase II tuvieron una “respuesta de títulos de anticuerpos cuatro veces por encima de los niveles basales», por lo que se valora una eficacia mucho mayor.

El mínimo del 50% de eficacia fue estipulado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para certificar las vacunas contra el COVID-19.

Abdala y Soberana 02, los dos inmunógenos experimentales más avanzados desarrollados por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) y el Instituto Finlay de Vacunas (IFV), respectivamente, ya han sido administrados a más de 90 mil personas entre ambos.

Martínez adelantó que podrán conocer con certeza los resultados de eficacia en junio, aunque el compareciente por BioCubaFarma consideró que, debido a la constante aparición de nuevas cepas, el contexto en que se está evaluando la eficacia es «retador”.

Sin embargo, garantizó que prevén una “buena eficacia” incluso en estas circunstancias

Al referirse a la seguridad, ya comprobada en la segunda fase de ensayos, los responsables continúan afirmando que no han presentado ningún efecto adverso “no esperado”, con efectos secundarios moderados en el 5% de los casos y leves en el resto.

Ambos son proyectos vacunales de aplicación intramuscular, basadas en el sitio de unión al receptor (RBD) de la proteína S del virus.

Las instituciones científicas tienen plena confianza en poder alcanzar la certificación para su uso de emergencia en junio, así como empezar los ensayos clínicos para su uso pediátrico, lo que daría luz verde para la inoculación masiva de la población cubana, pues Cuba no pertenece a Covax ni ha adquirido vacunas internacionalmente aprobadas.

En paralelo a los ensayos clínicos tradicionales, se realiza una «intervención sanitaria» a través de la cual ya se ha administrando al menos una dosis de las fórmulas a más de un millón de personas a lo largo del país.

Mayra Amauri, vicepresidenta de Biocubafarma, mencionó que la isla se encuentra dialogando con más de 30 países, “tanto con gobiernos como con empresas privadas”, para la comercialización internacional de los fármacos, por lo que, una vez tengan la autorización de uso de emergencia, procederán a obtener el permiso que otorgan las autoridades reguladoras de los países interesados, entre los que se encuentran Argentina, México, Venezuela, Bolivia e Irán. Recalcó que no van a firmar contratos que no puedan cumplir

Los científicos cubanos insistieron en los problemas con los que lidian a raíz del embargo estadounidense sobre la isla, además de la “discriminación” que pesa sobre la isla para la publicación de artículos en revistas internacionales, pero aseguraron que sí están publicando los resultados.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas