InicioActualidadPara ver la televisión digital en Cuba se necesita ahora la libreta...

Para ver la televisión digital en Cuba se necesita ahora la libreta de abastecimiento y 1500 pesos cubanos en la cartera

Bien se conoce que las colas en Cuba no constituyen un fenómeno nada extraordinario, pero ya las kilométricas listas de espera para la adquisición de dispositivos decodificadores de televisión digital llaman la atención por ser la más reciente incorporación. Como siempre, hay gente sentada en la acera, de pie bajo cualquier sombra y con la libreta se abastecimiento en la mano.

Las famosas «cajitas» son altamente demandadas en la isla, pues son las que permiten disfrutar de la parrilla de transmisiones nacionales más amplia que se oferta (aunque no sea de calidad), y hace años que no se vendían en las tiendas estatales. Su reciente venta se reguló con la libreta del mercado racionado, por lo que los únicos facultados para comprar en esos locales son los residentes del municipio.

Una mujer que estuvo haciendo la cola desde las 5 de la madrugada, esperaba pacientemente a unos 200 metros de la entrada de la tienda alrededor de mediodía. Este establecimiento opera en Pesos Cubanos (CUP) en la intersección de las céntricas calles 11 y 4 del capitalino Vedado. Cada cajita vale 1.500 CUP.

Una empleada del Trimagen aclaró a los de la cola que la venta no se realiza «por la libreta sino con la libreta», pues así se controla quién ha comprado y quién no. Reconoció que los casos de familias con varios televisores o varias familias en la misma vivienda, no tienen alternativa.

Los primeros pasos de la televisión digital se dieron en el año 2013, pero su avance fue frenado por los problemas económicos de la isla. El Gobierno ha adelantado recientemente que preparan 318.000 decodificadores de televisión digital con norma china.

El término «cajita», hasta el arribo de estos aparatos al panorama cubano, se utilizaba en el argot popular en referencia al envase rectangular de cartón en el que tradicionalmente se sirve la comida en fiestas, cafeterías que ofrecen sus servicios para llevar, etc.

La expresión de «coger cajita» se hizo célebre con el significado de alcanzar algo que se desea, sacar provecho de una situación o ser beneficiado en algún mecanismo de repartición. La frase cobró auge en abril de 1980, cuando más de 10.000 cubanos solicitaron asilo en la Embajada del Perú en la capital cubana para intentar abandonar el país.

En poco tiempo, el hacinamiento de miles de personas, apretadas en el jardín y sobre el techo del edificio, se transformó en una crisis humanitaria que el Gobirerno manejó con astucia, pues repartieron «cajitas» con comida y las peleas que se conformaron en el momento fueron captadas por las cámaras estatales para designar a los allí congregados como delincuentes.

Coger cajita ahora se vuelve una cuestión de esperar largas horas en una cola, tener una buena cantidad de billetes en los bolsillos y no olvidarse de la libreta de abastecimiento. En vez de un pedazo de cake o comida para llevar, la cajita trae ahora el derecho a gozar de una mejor calidad la televisión cubana.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas