jueves, septiembre 16, 2021
InicioActualidadEl Gobierno trató de "regular" la venta de cigarros poniéndolos por la...

El Gobierno trató de “regular” la venta de cigarros poniéndolos por la libreta, pero su precio sigue aumentando en el mercado negro día tras día

La total escasez de cigarros en Cuba ha continuado después de meses de haber desaparecido casi todas las marcas de producción nacional. Mientras el Gobierno ha optado por racionalizar la venta de este producto a la población a través de la libreta de abastecimiento, los precios en el mercado negro se disparan a casa segundo, y es que el Estado ha mostrado no invertir ningún esfuerzo en la recuperación de este eslabón económico.

Eliecer Cabrera Argudín, vecino de la barriada de Santo Suárez, manifestó (como la mayoría de los cubanos) su profundo descontento con la distribuir normada de los cigarros, alegando que ha sido una tarea fracasada que el Gobierno no ha querido reconocer.

A pesar de que estaba establecido que todos los ciudadanos de La Habana mayores de 18 años de edad tenían derecho a comprar 8 cajas de cigarros Criollos, 1 de Aromas y 1 de Titanes, la realidad indica que en ninguna bodega capitalina alcanzó el producto prometido.

Se estableció una ración por encima de la oferta y de la demanda de la población, por lo que, además, la caja de Criollos pasó de costar 20 Pesos Cubanos (CUP) a 60 CUP en el mercado negro en menos de un mes, cuando hasta hace 6 meses, costaba 7 CUP.

Esas marcas son las más baratas porque son consideradas como las de peor calidad. Antes de que la inflación se desatara y la Tarea Ordenamiento se implementara, su precio en el mercado negro era de 10 CUP.

El director de la Empresa Provincial de Comercio, Humberto Cardoso Veliz, aseguró que esta “venta liberada pero controlada de cigarros” es una medida de única implantación en el presente mes de junio, pero muchos ciudadanos desconfían de la veracidad de esa afirmación.

Gloria Palomares defiende la teoría de que el Gobierno solo pretende ocultar que se están utilizando los pocos recursos disponibles en la producción exclusiva de marcas de mejor calidad para poder comercializarlas en las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC).

Aún cuando se avisó que el abstecimiento sería paulatino, bodegueros de varios territorios habaneros no saben cuándo les suministrarán la cuota completa, por lo que los vecinos están acusando a esos responsables de desviar parte de la mercancía al mercado informal cubano.

Todas las tiendas en CUP (que solían comerciar en CUC antes de la unificación monetaria) de la capital llevan 4 meses sin abastecimiento de marcas importadas y de nacionales producidas por BRASCUBA (las de buena calidad).

Ahora todas esas se están vendiendo en la red estatal de tiendas en MLC a altos precios (entre 0,70 y 2,20 dólares), y aún así, se agotan con extrema rapidez.

La escasez ha hecho que ni en el mercado negro haya regularidad. Los Popular y los H. Upmann se están vendiendo entre los 80 y los 120 CUP la caja (cuando antes del reordenamiento monetario, no pasaban de los 15 CUP), y los Rothmans van entre los 230 y los 250 CUP (cuando se vendían a 38 CUP y se llamaban Hollywood).

Como consecuencia, millones de cubanos se han visto obligados a dejar de fumar, o a consumir las marcas más malas.

La gran mayoría de la población de la isla no tiene acceso a las tiendas en MLC, por lo que tienen que recurrir a la red de comercio ilícito, donde los precios están tan altos que ni siquiera los que se dan la buena vida pueden costearse el vicio.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram