martes, octubre 19, 2021
InicioActualidadLa desgarradora historia de una familia cubana que lleva más de 20...

La desgarradora historia de una familia cubana que lleva más de 20 días viviendo en el suelo del Aeropuerto Internacional de Panamá

Sergio García, Ilyu González (su esposa) y sus hijos llevan viviendo en la sala de espera del Aeropuerto Internacional de Tocumen, en la Ciudad de Panamá, por 20 días consecutivos. Esta familia de cubanos residentes en Surinam aseguran haber viajado a México de vacaciones y no haber podido regresar al país centroamericano donde están radicados porque se les negó la entrada debido a problemas con su documentación.

Las fronteras de Surinam cerraron con el inicio y posterior recrudecimiento de la pandemia mundial de coronavirus, y fueron entonces enviados a Panamá. Se supone que desde allí fueran enviados a Cuba, pero se negaron, por lo que la familia ha permanecido durante los últimos 20 días en la zona de tránsito del aeropuerto de Panamá. Solicitaron refugio en esta nación, pero la petición fue denegada.

La familia vive en un limbo que provocará que próximamente tenga que ser devuelta contra su voluntad a Cuba, desde donde migraron hace 2 años. Se alistan para comer, dormir y pasar el tiempo, observados de cerca por oficiales de migración y rodeados por sus maletas y zapatos. Han aclarado en sus redes sociales que Migración Panamá les trata bien, pero no les permite el acceso al país.

De 35 años, Ilyu González y su familia se instalaron en Surinam, para luego viajar hasta Cancún durante un fin de semana, pero el país no los admite por ser considerados “posibles migrantes”.

La familia dejó Cuba en 2019 tras sufrir hostigamiento por su condición de Testigos de Jehová, sostienen

En la vuelta a Surinam, hicieron tránsito en Panamá, adonde llegaron vía Guyana. Dejaron Cuba por el hostigamiento que sufrían al ser Testigos de Jehová, pues aunque la Constitución Cubana establece la protección de la libertad religiosa y la presencia de iglesias evangélicas ha crecido notablemente en las últimas décadas, la fé continúa siendo un tanto marginada y los Testigos de Jehová (específicamente) presentan muchas incompatibilidades con el sistema educativo estatal y único de la isla (totalmente laico).

Ilyu montó un pequeño salón de belleza y su esposo se empleó como tornero en cuanto llegaron a Surinam, país donde conseguir residencia permanente no constituye un problema.

Los ciudadanos cubanos pasan por muchas dificultades para hacer turismo; de hecho, es un privilegio siquiera hacer turismo nacional en la isla. Además de lo caro que resulta viajar para un cubano, teniendo en cuenta que el salario mínimo y el medio en la isla son ambos increíblemente bajos, a los isleños se les suele exigir mayores requisitos a la hora de viajar en comparación con ciudadanos de otros países.

Con una visa estadounidense o Schengen de la Unión Europea es suficiente para que un cubano viaje a México, pero esta familia tuvo problemas con estas.

Migración Panamá indicó que estos cubanos estaban en tránsito por Panamá y fueron devueltos a este país por portar visas falsas de la Unión Europea e Italia al llegar a México.

Aunque Ilyu asegura que esa justificación solo la escuchó cuando llegó a Panamá, pues en México nunca llegaron a cuestionar la autenticidad de sus visas, no descarta haber sido engañada con el trámite en Surinam.

La Oficina Nacional Para la Atención de Refugiados (ONPAR) rechazó su solicitud de refugio en Panamá, a lo que recurrieron para no ser devueltos a la isla.

Para evitar su envío a Cuba, solicitaron refugio en Panamá, pero les fue negado

El abogado Gustavo Peralta, de la ONG Centro de Asistencia Legal Popular, les brindó ayuda para el proceso de apelación, una vez que llegó la información sobre el caso a sus oídos. Sin embargo, él precisaba de un poder firmado por Ilyu para representarla, documentación a la que no tenía acceso por no poder abandonar la zona de tránsito del aeropuerto.

La hermana de Ilyu, Esther, tuvo que viajar desde Estados Unidos hasta Panamá para llevarle los papeles, con vistas a que Ilyu los firmara a escondidas en el baño del área de tránsito. Esther los transportó luego hasta el abogado, por lo que el asunto se encuentra actualmente en tribunales.

El esposo de Ilyu, Sergio, dejó bien claro que no piensa regresar a la isla; que volverán a Surinam si se lo permiten, pero que Cuba no es una opción viable.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram