martes, octubre 19, 2021
InicioActualidadViviendo en el limbo: La historia de la familia cubana varada desde...

Viviendo en el limbo: La historia de la familia cubana varada desde hace más de 20 días en el aeropuerto de Panamá

Los García González, la familia cubana que lleva más de 20 días viviendo en una sala de espera del aeropuerto internacional de Ciudad de Panamá, están a punto de ser enviados hacia Cuba en contra de su voluntad por las autoridades migratorias del país centroamericano.

En esos pasillos, la familia delimitó, con filas de asientos metálicos y sus propias maletas y pertenencias, un espacio donde vivir, en lo que esperan por resolver su situación migratoria.

Ilyu, Sergio y sus 2 hijos emigraron de Cuba hace 2 años hacia Surinam, y hace poco decidieron viajar a México de vacaciones, pero allí fueron detenidos por presentar problemas con sus visas y fueron enviados a Panamá para ser repatriados posteriormente a Cuba. Cuando llegaron al aeropuerto de Tocumen de la capital panameña, se negaron a ser deportados de regreso a la isla.

Ponen unas mantas en el suelo de la sala de espera y sobre ellas comen, duermen y pasan día tras día, mientras oficiales de migración los vigilan cuidadosamente. La familia asegura que Migración Panamá les proporciona un trato digno.

Ilyu González (35) cuenta que viajaron de Surinam a Cancún el pasado 11 de junio gracias a unos familiares residentes en Estados Unidos que se ofrecieron a pagar, como regalo por el 16 aniversario de bodas de la pareja.

México los rechazó por ser “posibles migrantes”, luego Guyana también denegó su entrada, y les ha sido imposible regresar a Surinam, su país de residencia, por las restricciones de vuelos por la pandemia del coronavirus.

La principal razón por la que esta familia decidió emigrar de Cuba en 2019 fue el hostigamiento que sufrían por ser Testigos de Jehová, pues este es el dogma religioso que más incompatibilidades sostiene con el sistema político-ideológico regente en Cuba.

Aunque la Constitución cubana protege la libertad religiosa, los Testigos de Jehová suelen ser acosados desde etapas escolares de la vida por su fe, por negarse a cantar el himno o por no repetir lemas de adoctrinamiento comunista.

Decidieron entonces comenzar a vivir en Surinam, pues allí no hay grandes dificultades para obtener residencia legal, donde Ilyu abrió un salón de belleza y su esposo consiguió empleo como tornero.

Aunque a los cubanos usualmente se les exigen mayores requisitos para viajar con respecto a ciudadanos de otros países, a México sí pueden acceder gracias a la visa estadounidense o Schengen de la Unión Europea; pero Migración Panamá les informó el 26 de junio que fueron inadmitidos en México por portar visas falsas de la Unión Europea e Italia.

Ilyu asegura no tener nada que ver con ese delito, pero no descarta poder haber sido engañada en Surinam durante el trámite. Solicitaron entonces asilo en Panamá pero se les fue negado.

La situación se complicó porque Ilyu no tenía derecho a apelar por refugio, dado que no puede firmar poderes de representación con abogados porque no puede salir de la zona de tránsito del aeropuerto. Su hermana Esther viajó desde Estados Unidos hasta Panamá para llevar los poderes, Ilyu los firmó escondida en el baño y estos documentos llegaron luego al abogado.

Sergio declaró que si algo tienen claro es que a Cuba no regresarán.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram