InicioActualidadEl personal sanitario en Cuba ha perdido poder adquisitivo, pese al aumento...

El personal sanitario en Cuba ha perdido poder adquisitivo, pese al aumento de sus sueldos

A 7 meses de implementada la polémica y estatal Tarea Ordenamiento, Cuba vive la peor crisis general de su historia, y es que esta ambiciosa reforma económica destrozó de una vez el poco equilibrio que aún existía en la economía cubana, subiendo los salarios, sí, pero también disparando los precios de productos y servicios básicos.

Entre muchísimas medidas de efectividad dudosa, se encuentra la del balance de poder adquisitivo de los profesionales de la salud en la isla, pues aunque este aspecto decayó considerablemente en toda la población, tal vez este fue el sector laboral estatal más afectado.

Entre hospitales clínico-quirúrgicos, policlínicos y Consultorios Médicos de la Familia (y más), Cuba cuenta con más de 13.000 instituciones sanitarias, estructura que requiere el 10% de la fuerza laboral del país, con una estimación de 180.000 médicos y enfermeros.

Sería factible comparar la variación de precio de una canasta de bienes básicos con la que sufrió el ingreso del personal sanitario en el país para medir el fuerte impacto que el reordenamiento económico tuvo sobre este.

En cuanto a productos de la canasta bienes no afectados, los costes variaron principalmente porque el Estado los subió directamente, o porque encarecieron debido a la grandísima devaluación monetaria causada por la reforma.

Tomando en cuenta que a cada ingreso se le asignó el gasto de una canasta y media, se llegaría al siguiente análisis:

Canasta mensual promedio para 1,5 personasCosto antes de la Tarea Ordenamiento en CUPCosto después de la Tarea Ordenamiento en CUP
Canasta Familiar normada (mandados)18210
Pan normado2,2545
Electricidad180900
Agua313,5
Gas345
Transporte Público3690
1 paquete de pollo90300
5 libras de cerdo200550
Agro 4 mazos de herbáceas, 4 mazos de zanahoria, 2 coles, 2 mazos de habichuelas, 2 mazos de remolacha, ajo y cebolla260700
5 libras de arroz25400
3 libras de frijoles45180
2 litros de aceite100700
2 libras de queso60300
1 cartón de huevos45300
   
Total1.067,254.751,5

 

Como resultado, se concluye que la canasta aumentó en 4,5 veces su valor, cuando el sueldo de un médico especialista subió de 1.740 a 5.560 Pesos Cubanos (CUP) (solo 3,2 veces su valor) y el de un enfermero superior, de 1.030 a 4.410 CUP (solo 4,3 veces); ningún aumento fue suficiente para enfrentar los nuevos precios.

Ambos gremios laborales perdieron poder adquisitivo, pues los médicos ahora se quedan con solo un 14% de su salario tras pagar esa canasta básica, cuando antes se quedaban con un 38%. Como los enfermeros cobran mucho menos, se han quedado solo con un 8% restante, aunque en su caso salieron ganando, dado que antes tenían solo un 4%.

Siguiendo el objetivo de comprobar si el sueldo es suficiente para vivir, la canasta obvió gastos indispensables de aseo, pequeñas reparaciones del hogar y de electrodoméstico, una tarea algo frecuente en las casas cubanas teniendo en cuenta que los equipos no son fácilmente reemplazables. Por tanto, gastos de medicamentos, comunicación, servicios, vestimenta y ocio mostrarían con evidencias palpables una insuficiencia financiera que se agudizado, incluso con varias mejoras en los salarios para este personal.

Los cálculos solo dilucidan un decrecimiento en el poder adquisitivo, pues problemas inherentes a la escasez que experimenta la isla actualmente reflejan un golpe prácticamente incuantificable al bienestar de galenos y enfermeros.

Con la Tarea Ordenamiento, en una suerte de resumen, se puede afirmar que el Gobierno redujo el sueldo real del personal de la Salud cuando más resulta necesario, afectando de esta forma al llamado por Fidel Castro el «ejército de batas blancas», el cual representa el 5% de la fuerza laboral en la isla. Lo peor es que la pérdida para estos trabajadores se justificó con los varios aumentos salariales previos que recibió el sector.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas