miércoles, octubre 27, 2021
InicioEconomía y negociosSe desmorona la recién aprobada venta a plazos en las tiendas en...

Se desmorona la recién aprobada venta a plazos en las tiendas en Cuba: Solo será en los mercados industriales y no en la red de tiendas en moneda nacional

La venta a plazos en la red de mercados estatales en moneda nacional (CUP) fue aprobada por el Gobierno cubano hace solo unas semanas, sin embargo, todo indica que será solo una ley más para llenar gacetas pues son pocos los productos con los que cuentan las tiendas que ofertan en esta moneda en el país desde la entrada al juego de las tiendas en Moneda Libremente Convertible (MLC).

Según explicaron las autoridades, la ley que permitir esta modalidad de pago se aprobó para “contribuir al acceso de la población a ofertas de bienes duraderos, sin la intermediación de una entidad financiera”.

La propia norma define cuáles son las mercancías que pueden venderse bajo esta nueva modalidad: muebles, colchones, equipos electrodomésticos, bicicletas y otros artículos industriales.

No obstante, la cosa viene con trabas, y ya la viceministra de Comercio Interior, Miriam Pérez, aclaró que por error muchas personas entendieron que la referida disposición incluía a las cadenas de tiendas, y que, en dicha red, iban a poder comprar a plazos aquellos bienes que superaban el valor de 2500 CUP.

La realidad es que las ventas a plazos se ejecutarán solo en aquellos establecimientos del sistema de comercio minorista de subordinación local y, por ende, no se comprende aquí a las cadenas de tiendas.

“Estamos hablando más bien de los mercados industriales y los Mercados Artesanales Industriales, y tampoco serían todos, sino aquellos que designen las autoridades del territorio”, precisó la vicetitular de Comercio Interior.

El problema es que si la red de tiendas en CUP está desabastecida pues los mercados industriales lo están aún más y no hay ningún tipo de oferta sostenida, por lo que resultará poco alivio la venta a plazos recién aprobada.

La propia viceministra reconoció que el Gobierno “no tiene suficientes recursos para cubrir una demanda real bajo esta nueva modalidad de venta”.

“Es cierto que no tenemos electrodomésticos para vender bajo esta modalidad, como la población entendió cuando se anunció la medida, pero podemos establecer relaciones contractuales con el sector no estatal, y ello es una opción válida para ofertar artículos como muebles y juegos de comedor que elaboran los cuentapropistas”, explicó Pérez.

Para adquirir los artículos, las personas naturales deben cumplir una serie de requisitos: ser ciudadano cubano con domicilio permanentemente en el país;  residir en la provincia donde se solicite la venta a plazos; tener más de 18 años de edad, capacidad legal y de pago para concertar obligaciones; tener ingresos demostrables, fijos y regulares avalados; y haber honrado o estar honrando otras deudas contraídas bajo esta modalidad de venta.

Según dijo la vicetitular, como sucede en la práctica internacional, se prevé la figura del fiador, plazos y términos de pagos e incluso, el retiro del bien cuando estos no se cumplan.

En fin, que se trata de otra ley hueca y sin sentido, aprobada para dar de que hablar, pero que en la concreta termina siendo poco práctica, ya que la posibilidad de comprar a plazos queda relegada a una red de mercados, para colmo escogidos, que nunca tienen ofertas que ameriten tal papeleo en sus anaqueles.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram